miércoles, 25 de junio de 2008

PEQUEÑOS DETALLES DE LA PEÑA

OLAF

Me gusta Olaf porque es capaz de perder los papeles (en el buen sentido) en un momento. Se que va a pasar esto cuando junta las cejas y su cara se transforma en algo parecido a un Halfling cerca de una bolsa llena de monedas de oro. Entonces junta los hombros y estalla en carcajadas. Olaf tiene una de las risas más bonitas que conozco.

No hay comentarios: