domingo, 13 de julio de 2008

SALUDOS DESDE KASHMIR

En primer lugar: tranquila toda la penya que este nerviosa por eso de que cachemira es un lugar peligroso. Puede serlo, pero hace mucho tiempo que est'a estable y la presencia militar es tan apabullante que se hace dif'icil iomaginar un atentado . Tranquilos, por aqu'i no les va el rollito suicida.
Hace 6 d'ias que llegamos a Srinaga y se me agolpan las ideas de tantas cosas que hemos vivido ya. Dejamos Delhi con alegria, en avi'on, y con la panza llena de esas fabulosas tortillas que es el desayuno oficial de TODA la india. Nada m'as bajar lo primero que nos impresion'o fue la fuerte presencia militar y particularmente, lo nuevecito de los uniformes y las armas, relucientes, que llevaban. Un hombre con un folio con nuestros nombres escritos nos esperaba para llevarnos a un houseboat hotel en el lago Dal. Poco a poco nos fue tranquilizando con sus palabras mientras por la ventanilla del coche entraba un aire con un olor, no s'e, familiar. Como? es posible? Ganja! No puede ser verdad, el aire huele a marihuana. Esto nos tranquiliz'o todav'ia un poco m'as. Llegamos a nuestro hotel subidos en una barca, multicolor, llena de abalorios, estrecha y con la cubierta casi tocando las aguas. En el acto nos recibieron entre agasajos los miembros del hotel. Nada de botones, la madre con la sobrina y el abuelo. Todos en una habitaci'on bebiendo te en el suelo, descalzos. Una ocasi'on que ni pintada para saludar a mis pinreles y su inseparable olor de mochilero.
Al atadecer nos vendieron un trekking de 3 d'ias por el himalaya, esa gran hijadeputa, que a continuaci'on paso a describir, por que esa subida merece un post aparte.

LA CAMINATA MAS DURA DE MI VIDA.

No estaba preparado. La verdad es que si lo hubiera sabido no s'e si lo hubiera hecho, o eso pensaba al terminar las cinco horas de ascensi'on. La primera hora est'as bien, cansado, pero flipando con el bosque y el pueblito que queda ah'i, a lo lejos. La segunda hora, empiezas a verle las orejas al lobo, las alas al drag'on, y la aleta al leviathan. Piensas, "vaya, mmmm, esto parece bastante jodido, espero que no quede mucho" y pides un descansito, para recuperar fuerzas. LA tercera hora ya no puedes m'as. Te cagas en los abetos, las flores end'emicas, las fabulosas vistas y en la gran puta madre que pari'o a la cordillera, ya no se v'e nada, solo donde pones el pie. Trastabillas a cada paso. A la cuarta hora empiezas a tener ganas de llorar, porque, hay, esta ensenada digna de Heidi no es el campo base y los Aut'enticos Pastores Kashmir te miran con cierta sorna, como de "mira el turista, este la palma, venga vamos a apostar". Y los cabrones siguen subiendo, as'i tengan 87 anyos. Entonces las piernas tiemblan cuando paras. A que alturas estaremos, te preguntas. Pues a la altura en la que una lata de cerveza no se puede abrir porque se vac'ia enterita. La quinta hora es un broma, una ilusi'on mareante y descorazonadora. No hay esperanza, no vas a llegar y, en algunos tramos, tienes que ayudarte con las manos para subir. El paisaje, a estas alturas (nunca mejor dicho) es, simplemente, inexistente. S'olo piensas en llegar, en comer y en poder tumbarte a la bartola. Y entonces llega ese momento. Ves unas tiendas a lo lejos, en medio de un bosque de abetos viejos, en una ensenada verde, arm'onica, con sus florecillas, su arroyo cantar'in y rodeada de montanyas gigantescas con glaciares y nieves eternas que se solapan unas a otras, interminables. Si glaciares, amigos, porque ahora estamos nada m'as y nada menos que a 4500 metros de altura. Entonces caigo en la cuenta (en realidad ya lo iba rumiando por el camino) que me hormiguean las manos, me duele la cabeza y estoy un poco mareado, as'i que puede que tenga lo que se llama el mal de altura, cosa arto chunga, y voy en busca de la lonely planet habla de ello. Los s'intomas de mal de altura son: hormiggueo en las extremidades, dolor de cabeza, mareo. Mierda. Que hago? Hablo con los Aut'enticos Pastores del Himalaya y me hacen ver que no hay problema. Bebo cerveza (un tercio de cada lata m'as o menos, el resto sale disparada), fumo narguile con hasch, ceno que no veas y todo esto me provoca una extranya sensaci'on de pesadez. Me duermo sumido en funestos pensamientos y tengo pesadillas. Pero a la manyana siguiente todo ha desaparecido Madre Himalaya ha decidido ser ben'evola con un hijo d'iscolo y mostrarme algo que me deja boquiabierto nada m'as salir de mi tienda: el paraiso en la tierra.
La vida estallando en todas las direcciones, bosques de abetos, riachuelos glaciares, flores, plantas enormes, potros pastando brotes tiernos banyados en roc'io. Nubes mas bajas que mi campamento.
En ese campamento conocimos a 3 ingleses que estan dando la vuelta al mundo durante 6 meses. Buena gente, por lo menos estos 3 dias que coincidimos. Una vez all'i caminamos hasta dos lagos glaciares situados a 5500 metros de altura, pero fue un paseo en comparaci'on con la tortura de el dia anterior. Aqu'i si que pude fijarme en el paisaje, mucho m'as sobrio, pues a esta altura ya no hay 'arboles, pero incluso m'as majestuoso. Caminas entre nubes, ves las montanyas a tu lado (la del glaciar tiene 7600 metros) y todo parece demasiado arm'onico, demasiado bello para codificarlo. Surgen preguntas entonces que las montanyas se encargan de contestar. Me acuerdo de una frase manuscrita que encontre en un libro que, a su vez, me hab'ia encontrado en la calle. "No se trata de comprender, sino de amar". Y es cierto, la respuesta es que no hac'ian falta respuesta all'i arriba. Todo es tan colosal, tan magn'ifico que simplemente, con ver, es suficiente.
Descendimos al campamento base y todo fue la hostia. Yo estaba un poco jodido porque siempre llueve, a intervalos irregulares y durante poco tiempo, all'i arriba, y pensaba que no iba a poderse hacer fuego. Pero los Aut'enticos Pastores del Himalaya cogieron una lata de gasolina y prendieron fuego a medio bosque (hip'erbole) haciendo una gran hoguera. Ellos cantaron musica kaashmir y dejaron patente su inutilidad para tales menesteres: eran el descontrol percusionista. Cada uno por su lado no tardaron en provocarme un modesto pero jodido dolor de cabeza. Fui a mear, ocasi'on en la que Sara (que, por cierto, toda la ascension al himalaya la hizo en pony, la t'ia) aprovecho para publicitar mis dotes de cantante. A la vuelta me vi obligado a cantar, a capella, me estoy quitando de extremoduro. Los ingleses y los Aut'enticos Pastores del Himalaya, fliparon. Luego ya no me vi obligado a nada, pero cant'e chov'i chov'a, chiquilla, camisa de once varas y un mont'on m'as. Un ingles se atrevi'o con Oasis.
Al dia siguiente bajamos, esta vez sin pony, eh Sara? y lo que para mi fue un paseillo para Sara fue la tortura. Porque bajar tambi'en jode. No se quien es el necio que dijo que bajar cuesta mas que subir. Es mentira, pero jode. Esta vez el tembleque de piernas y las maldiciones fueron para Sara.
Y aqu'i estoy ahora, por fin desquitado. Me apetecia un huevo escribir (se nota?) y contaros todo. Es como hacer recapitulaci'on de lo vivido.
Por cierto, tengo que dar las gracias a Cristopher Pin McElroy (yo, como aqu'el guardia civil tampoco se escribir bien su nombre) por el libro que me ha regalado. Me has regalado m'as que un libro. Es una traducci'on de todo lo que veo y de sus gentes y reconozco en sus p'aginas todo lo visto y sentido. Has enriquecido mi viaje no sabes cuanto.
MUCHAS GRACIAS, maestro.
Ahora nos vamos a RAJASTAN, que es un estado tan grande como Espanya a ver mil cosas. Dormiremos en el desierto, etc, etc. Y despues al mayor centro de peregrinaci'on budista del mundo, all'i donde el principe shiddarta alcanz'o la iluminaci'on y se convirtio en Buda. Dicen que todavia sigue all'i un retonyo, hecho ya arbol, descendiente del 'arbol bajo cuya sombra buda alcanz'o la iluminaci'on.

Otro dia pongo fotos y video que este ordenata es mas lento que javi escalando el himalaya.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

VAYA TELA.Que guay. disfrutad, un beso.
funciona el ultrasonidos antimosquitos?
pues jo m´en vaig a portsaplaya...

Anónimo dijo...

Espero que os lo esteis pasando genial. Un beso enorme de vuestras ajuntas Yanire y Neus.jaja

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

yeeeeeeeeeeepa ese club de fans!!!!! Un saludo a mi hermana y a las rebelianas!!!

Homo Insanus dijo...

Muy bueno, Javi, muy descriptivo todo y muy bien. ¡Ay, esos teclados indios sin ñ!, jajjajja.

Saludos, y a disfrutar, :)

Clara dijo...

Brutal y enriquecedor, me dan ganas de pillarme un avión ahora mismo...no os apetecerá repetir la proeza de recorrer parte del Himalaya conmigo... ¿no?¿seguro?, bueno en otra ocasion será... ;)

mil abrazos!