lunes, 22 de septiembre de 2008

AYER LLOVÍA


Ayer llovía
el cielo estaba mas presente que de costumbre
era como un interrogante gris oscuro
como un animal salvaje y arrollador.
Ayer llovía
caían las gotas como el agua que renace
tras un tiempo imposible de roca y de vacío.
Ahora hay un bosque de antenas
que sólo oigo gritar cuando no queda nada.
Están ahí
devastadas por el viento y los años
y ya no mandan sino ruinas a los televisores.

2 comentarios:

Homo Insanus dijo...

Mi tele es casi un monitor. O sea, un soporte para mi Xbox360, los dvds y recientemente un disco duro multimedia que me he pillado (una caña, amigo, te cabe la historia cinéfila de tu vida en él, muy recomendable). A veces veo las noticias por aquello de no estar desconectado de los míos y de los que me rodean, pero poco más.

Y lo chungo es que ni pagando mejora la cosa. Tuve Digital+ y apenas lo veía tampoco.

Saludos.

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

saludos, amigo. Estoy empezando a pensat que ya debo llamarte así. :)