martes, 28 de octubre de 2008

VIEJOS AMIGOS

Hay personas a las que no ves en mucho tiempo y cuando vuelves a estar con ellas tienes la misma confianza que antaño. Todo fluye: la conversación, la perspectiva cómica en común, los gestos hace tiempo olvidados. El tiempo es un buen baremo para casi todo. A veces te hace ver cosas que nunca ocurrieron, como esas historias que se van edulcorando a cada nueva narración y todo el mundo acepta los adornos con la mayor naturalidad. Pero en otras ocasiones el mismo tiempo que ya ha pasado es un juez implacable que sólo puede decir la verdad. En el caso de las personas el tiempo te dice quienes son tus amigos.
Hoy han venido a verme dos amigos de Calpe. Suso y Such. Pueden pasar meses cada vez que los veo, pero siempre que nos juntamos crece mi karma positivo (a falta de un nombre mejor). Son mi puente a un pasado maravilloso de veranos de tienda de campaña y playas de agua cristalina. Y son un presente en forma de brazos que se abren al mismo tiempo para abrazar en serio, no como esa moda absurda que se ha instalado entre la gente joven de Valencia que consiste en abrazar a cualquiera que conozcas, así te caiga como el culo.
Hoy han venido a verme dos amigos de toda la vida y lo que había sido un día mediocre se ha convertido en un Dia Por Todo Lo Alto.
Gracias, Such y Suso. Sois Grandes. Me ha encanta comprobar que todo sigue igual entre nosotros.
Un abrazo.

No hay comentarios: