miércoles, 26 de noviembre de 2008

EL PORNO Y LAS NUEVAS GENERACIONES.

Tengo un sobrino que se llama Borja y es de Burriana. Un día muy familiar fuimos a comer paella a su casa y Borja trasteaba con el ordenador. Cuando me puse a su lado ví lo que estaba escribiendo en la barra de direcciones: www.pollas.com.
De esto hace por lo menos 8 años y ahora tendrá unos 16.

Mi primer contacto con el porno fue un montón de revistas de pequeño formato llamadas GOCE que habitaban entonces en los pajeros (lugar lleno de sacos de paja para tumbarte y charlar con las gente, malpensados) de la peña Las Cubas. Yo todavía era imberbe cojonil, así que ese contacto no suscitó en mí nada más que una sana curiosidad por las voluminosas protuberancias femeninas. Cuando ví la primera penetración recuerdo que pensé: "Ajaaaá, lo sabía" o algo asi.
Creo a este pensamiento se le llama instinto.
Luego vino la primera peli. Se llamaba Ms. Magníficent(http://www.superheroeslives.com/originals/ms._magnificent_(1977).htm) y trataba de una supergirl que se follaba suicidas para hacerles ver lo bonito que era vivir y se debilitaba cuando le metían pollas de kriptonita por el chomi (aunque le daba mucho gusto, he aquí un ejemplo de personaje atormentado).
Antes, en mi adolescente mundo analógico, conseguir el disco de Europe era una odisea que perdía 2 decibelios en cada grabación de grabación de grabación de... la TDK o la BASF, que era más barata. Aún así era muuucho más dificil el acceso a la cultura. Del porno.
Recuerdo que yo siempre era el gilipollas al que le tocaba mangar la revista en cuestión al kioskero. Me pillaron un par de veces y, creedme, es bastante mas humillante que te pillen mangando la Lib (por poner el ejemplo más cutre y salchichero) que la ¡Hola!. Eso sí, yo desvirgaba a la revista, luego iban los demás... con todos los inconvenientes.
Antes el porno estaba rodeado de un halo de misterio. Cuarto privado en los video-clubs, revistas lejos de las miradas fáciles. Fomentaba la imaginación con programas como Nit de Erotisme en la que tenías que aprovechar los 15 segundos que salía la teta derecha de alguien para cascártela (y rezar para que nadie de tu familia tuviera insomnio). Fomentaba la seguridad en tí mismo, pues antes para conseguir porno tenías que interactuar con otro ser humano, normalmente mujer, por designio de Murphy.En fin, era algo más, no sé, místico. El Pooooorno.

Ahora ya no. Voy a escribir tres palabras que lo han dinamitado todo. Internet, Porn y Streaming.

Internet, por razones obvias que todo el mundo sabe. Pero es que la cosa se ha ido de madre. Es escribir las palabras porn streaming en el google y te salen mil páginas que tienen millones de vídeos listos para ser vistos en directo. Con su filtro y todo. Que sólo quieres lesbianas negras con las tetas gordas y el culo peludo, pues lo tienes. Si, amigo, hay gente tan rara como tú, incluso más. Es un acceso total, ilimitado y sobre todo, gratuito, a la producción porno mundial.
Yo, que antaño tuve el acceso muy limitado por cosas como el pagar, la edad, la vergüenza y el valor, me considero un salido. (Claro, que todos mis amigos se consideran igual). Ahora todos esos obstáculos han desaparecido.

¿Ahora que?, ¿Estamos creando supersalidos? ¿Adolescentes que se aburren y cada vez quieren cosas más gore? ¿O todo lo contrario? ¿Demasiada abundancia y por tanto, aburrimiento y desencanto? Obviamente depende de cada persona, pero... ¿que tipo de persona abunda más?

Aquí van unos cuantos ejemplos de la explosión de contenidos pornográficos en la red:

www.pornhub.com
www.xxxstash.com
www.tnaflix.com
www.empflix.com
www.wankn.com

y solo es la punta de iceberg.


Pd. La mejor es pornhub, sin duda.

5 comentarios:

Martín dijo...

Enhorabuena, Javi. Me he descojonado leyendo el post, si el club de la comedia fuera así supongo que lo seguiría... Y la frase más brutal es "Si amigo, hay gente tan rara como tú, incluso más." ¿Cómo sabías que esas son las pelis que me gustan? A Hanecke y compañía sólo los veo para vacilar.

Homo Insanus dijo...

jajjajjaj, bendito chaval, tecleando www.pollas.com XDDDDDDD.

Es cierto, se echa de menos la clandestinidad para acceder al porno que había antes. Esos videoclubs con un rinconcito con cortinillas negras, jakjaja. O ir a alquilar pelis y que la tía o el tío del videoclub te dijera, al ver la funda de Jaimito y similares, "¿Esto no es muy verde para ti?" Verde, tíos, qué palabra más ñoña vista ahora, ¿verdad? :).

Yo recuerdo una peli erótica de una especie de vampiresas que mamaban semen en lugar de sangre, y apenas se veía nada, tetas y esos chochos peludos de los 70, pero para mí era suficiente.

En cuanto a las revistas, me quedé con el cante de dónde las guardaba mi tío y cuando no había nadie iba a buscarlas a los cajones.

A mí me parece sano que el porno esté tan fácil ahora. Yo creo que la abundancia de porno en Internet lo naturaliza, y que ya no sea un asunto "sucio" ni furtivo creo que será positivo para los chavales de hoy.

Por cierto, pasaros por "Experiencias Extremas", :P, que está muy enrollada esa web.

clara dijo...

JAJAJAJAJA no Javi no, todos tus amigos no son tan salidos.... que tengo de página inicial en google chirris peludos gracias a tí!!!!

estás como una moto!!!

besets

Yo soy aquel dijo...

Post tan grande como la polla de Rocco.

Eres un poeta del postpunk.

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

oh, poeta del postpunk. Es lo más bonito que me han dicho en las últimas 2 horas.