viernes, 23 de enero de 2009

CHARLA COLOQUIO DE DAVID FINCHER.

Quiero agradecer a Olaf el curro que se ha pegado traduciendo y escribiendo esto. Y por dejarme ponerlo en el blog. Lo pongo íntegro, tal como él lo ha escrito.


Entrevista con David Fincher:

Después de un paseo en el mercado de Brick Lane, un Sunday Roast, nos echamos una carrera para llegar al BFI (British Film Institute, Londres) al pre-estreno de El Curioso Caso de Benjamin Button.

"La vida solo tiene sentido yendo hacia atrás, pero hay que vivirla hacia adelante".

Basada en un relato de F. Scott Fitzgerald, cuenta la historia de Benjamin Button (Brad Pitt), un hombre que nace con el cuerpo de una persona de 80 años, tiene cataratas, artrosis y está lleno de arrugas. Pese a la predicción del médico, no muere; todo lo contrarío, lentamente, a lo largo de los años, rejuvenece para llevar una vida llena de pasión y aventuras que abarca todo el siglo XX.

La historia se entrelaza con otras, en particular con la de su primer amor, Daisy (Cate Blanchett). Eventualmente se enfrentará a la adolescencia y al miedo de ser un estorbo para sus personas queridas. El personaje terminará su historia siendo un bebé que ha perdido la memoria de su larga vida.

Aunque creo que le sobraban 20 minutos de metraje, de los cuales no podría decir dónde, me pareció una película interesante y realizada con mucha delicadeza y sentido del humor. El film habla sobre el tiempo, la vida, envejecer, amar y morir. Vamos, cuestiones filosóficas que se ha planteado el ser humano desde tiempos presocráticos (probablemente mucho antes también). Pero lo que actualmente me pareció curioso es que el director, David Fincher, al que luego oímos en su charla, convirtiese el tema de la vejez en algo interesante para el público. Hoy en día, en una sociedad occidental influida por el consumismo masivo y los productos rejuvenecedores, la vejez es el tabú de la sociedad.

"Nunca es demasiado tarde o pronto para ser quien queremos ser".

David Fincher: Estamos viviendo tiempos terribles, la gente necesita esperanzas, cuando va al cine quiere ver algo que nunca haya visto. Te dan un montón de dinero, te sientes en la obligación de hacerlo lo mejor que puedas.

Después de hablar de los efectos especiales, de la técnica de cromado, la utilización de máscaras para colocar las cara de Brad Pitt en la de unos dobles muy bajitos que actuaban interpretando el papel de Benjamin en su juventud (o debería decir vejez?), a los cuales el equipo llamaba “los sin cabeza”, pasaron al tema del digital. La película está rodada íntegramente en Hd, en alta definición digital, no en el clásico 35mm. Esta es la segunda película que rueda, la primera es Zodiac, con este tipo de tecnología.

David Fincher: No diría que a partir de ahora siempre voy a rodar en Hd, pues tiene sus pros y sus contras. Lo malo del Hd es que las “altas luces” no son captadas tan fieles como en 35mm pero si las bajas luces. Como suelo hacer películas muy oscuras creo que el digital me funciona bien. Lo bueno del Hd es que todo el equipo puede participar y sacar varias señales del combo y darse cuenta de fallos en la imagen, vestuario, etc. Antes no se podía ver hasta el visionado y luego habías rodado 6 tomas y estaban todas fuera de foco. Siempre había alguno que opinaba que la última era la mejor y que era utilizable. Yo respondía: eso será cuando hagas tu película… Risas. No en serio, el digital te da libertad de suprimir una toma, luego para los retoques, por ejemplo, Cate Blanchet, la hemos rejuvenecido, aunque casi no hizo falta porque tiene una piel perfecta, como de porcelana…

Siempre ha sido un director que ha rodado muchos planos.

David Fincher: Yo me planteo, tanta preparación, tanto dinero, estamos aquí todos y nos lo hemos currado muchísimo… ¿me estás diciendo que solo voy a hacer dos tomas e irme a casa? Es el momento de rodar y sacarle partido.

Sus comienzos.

David Fincher: tuve suerte, en aquella época los Ángeles era un caldo en ebullición y todo el mundo estaba metido en algo relacionado con el medio. Mi hermana hacía doblajes, yo entré en un departamento de efectos especiales en el que me pagaban 17000$ al año, que está muy bien para un joven y aprendí un montón. Pensé en ir a una escuela de cine pero la única que había tenías que pagar una pasta gansa y al final hacías una película, cuyos derechos se quedaba la escuela. Y pensé, no voy a pagarles a estos mi peli…

Luego, en los ochenta, las casas discográficas estaban desesperadas por hacer videoclips, así que te llegaban con discos y decían quieres hacer un video clip de alguno de estos cds?

Y seguí haciendo videoclips hasta que me pidieron un encargo: Alien 3. Risas.

Peleé mucho con los estudios, no me daban libertad y a los productores le gustaba que fuese apasionado. -Eso es lo que queremos de un director.- Al final me sentía como una cabeza parlante y nadie me hacía caso… así que cambié de actitud.

Luego mi agente me mandó un guión. Lo leí y lo llamé enseguida: me gusta esta historia sobre el bien y el mal, criminológica, ese final, la cabeza en la caja, es negro, me mola… Mi agente: -Perdona David, debo de haberte mandado la versión errónea, creo que tienes la primera y quería mandarte la versión 13 de guión.-Cuando leí la 13 era la típica peli previsible de Hollywood, vamos una mierda y le dije, no quiero hacer eso, quiero hacer la primera versión: y así me puse en contacto con el guionista e hicimos Seven.

¿Cuántos con los que empezaste han llegado a ser directores?

David Fincher: (Cuenta con los dedos de la mano y se ríe)

No, es broma. Casi todos mis amigos con los que empecé siguen trabajando en esta industria, algunos fueron directores ahora diseñan páginas web, otros están en sonido, etc. Yo los considero a todos por igual y no hago esa distinción.

¿Como consigue sacarle esa interpretación a esos maravillosos actores como pueden ser Tilda Swinton, Julia Ormond, Morgan Freeman…?

David Fincher: Tu mismo te has respondido la pregunta, el truco es tener actores maravillosos, ellos hacen el trabajo.

El sonido en tus películas está trabajado de una forma exhaustiva y minuciosa.

David Fincher: El sonido es la mitad de la experiencia. Le estás dando la oportunidad a la gente de tener sensaciones a través de tu película. Confío plenamente en Ren Klyce que es el responsable del sonido en mis películas. Trabjamos muy duro, muchísimas horas.

David Fincher, alterna bromas con reflexiones interesantes acerca de esta profesión, continúa relatando sobre “El club de la lucha” y habla sobre el momento en el que Hollywood quería hacer “cine independiente” para entrar en otro mercado. Es un escéptico de Hollywood pero al mismo tiempo sabe que es su trabajo. Trabajando el guión hubo un momento en que no tenía voz en off y la retomaron, pensó que era la única oportunidad que tenía para ser irónico y la gente captase el sarcasmo. No se arrepiente. Cuando El club de la lucha se estrenó en Venecia, la persona más joven del público era Armani, nadie la entendió, la madre de Helena Bonham Carter no paraba de reirse, era la única y David relata que se reía de su risa.

¿Qué fue lo que te llevó a hacer el Curioso Caso de Benjamin Button?

David Fincher: La imagen más potente y que me atrajo fue la de una señora mayor manteniendo a un bebé en brazos, que en realidad es su novio, su amor. Me parecía muy contradictorio y potente al mismo tiempo. Luego empiezas a visualizar la peli y piensas en actores que puedan pasar por ese arco dramático, cual te puede dar más según que personajes, etc.

"Espero que sientas cosas que nunca sentiste antes".

El Curioso Caso de Benjamin Button tiene algo indescriptible, aunque no es de esas películas que capta el interés del espectador pensando ¿qué pasará ahora? (nada que ver con Seven que te tiene en tensión todo el rato), pasa por distintas etapas y hay una especie de melancolía, una sensación que tal vez aguante mejor un segundo visionado, al cual sin duda le daré una oportunidad en el futuro. Eso sí, recomiendo estrictamente verla en versión original ya que los personajes son de Nueva Orleans y tienen un acento tan característico que incluso no sabiendo inglés puedes disfrutar de esta peculiaridad.

(Nota de Javi): Gracias por la flor, pero me cago en el tiesto.

Qué vas a hacer ahora?

David Fincher: No lo sé. Dormir. Quiero dormir cuatro meses… No, sinceramente, no lo sé, nunca lo sé.

"La vida no se vive en minutos , se vive en momentos"

Olaf González, Belén Piris y Javier Rodrigo como espectadores.


3 comentarios:

fiona dijo...

Que suerte que fuiste al estreno...Quiero ver la peli!! Me gusta ese director, y bueno, Brad Pitt tampoco está mal, jajaj

1beso

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

fue un regalo de un amigo al que quiero mucho. Un abrazo!

Homo Insanus dijo...

Pues hace semanas que circula una copia impecable de esas que hacen para promocionar el film previo Oscars y misteriosamente... acaban en los p2p.

En serio, se ve y oye de muerte, calidad dvd, esperad que os la busco. Ya está, pegad este ed2k en "Tráfico" de vuestro Emule:

ed2k://|file|The%20Curious%20Case%20of%20Benjamin%20Button%20(V.O.Sub.Espa%C3%B1ol)%202008%20DVD-Screener%20Xvid-Mp3%20(Estrenos-Sub.com).avi|1474603008|7F0AA4C3851F0D2F613B76ECEA295B21|/

Es en v.o. con subtítulos.

En fin, en España se estrena el 8 de Feb y ya hay un screener de los buenos rulando, XDD