lunes, 26 de enero de 2009

RATÓN, UN TORO MUY RENTABLE.


Ratón es un toro muy cotizado. Es el que más muertos y heridos ha dejado en las calles de numerosos pueblos de España. Resulta que cuanto más muerte y destrucción deje un toro más sube su caché.
Vaya puta mierda. Odio los toros. Los de la plaza y los de las calles. No me gusta que la gente disfrute de un espectáculo real de violencia. La banda tocando, el toro vomitando sangre, el "respetable" merendando bocatas mientras tanto. Sé que soy un cabrón por decir esto pero siento una especie de regocijo cuando un toro pilla a un gilipollas. No puedo verlo, me da grima, igual que no puedo ver cuando torturan a cualquier animal. Pero siento una alegría pasajera cuando las tornas cambian. Pensándolo bien, no soy tan cabron. Estadísticamente mueren muchos más toros que personas, así que de vez en cuando el universo nos brinda su justicia poética en bandeja en forma de arteria seccionada o testículo volando. Tú te lo has buscado. Estoy en contra de cualquier tipo de violencia, pero cuando es en contra de un ser indefenso, más todavía.
Si, ya sé, la raza se habría extinguido si no fuera por las corridas, bla, bla, bla. Viven de puta madre en campo abierto hasta que les llega la hora. ¿Y que? ¿Les han preguntado a los toros su opinion al respecto?
Sólo hay que ponerse en su piel para sentir su miedo, su incompresión, su confusa actitud.
Imagina que te secuestra un extraterrestre y te lleva a su mundo y te tortura para dsfrute de sus amigos extraterrestres. Tienen una inteligencia superior, incluso una moral y una ética distintas... pero tu no entiendes nada. Sólo sientes dolor y miedo.
Vaya, se me acaba de ocurrir una historia.

9 comentarios:

Olaf dijo...

Olé Javi. Creo que esto del toro me ha tocado hondo... Somos el hazme reir de todos los pueblos del mundo con esta actitud estúpida. Los toros deberían de pertenecer al pasado, igual que la inquisición española. Pero no. Allí está este exraño fenómeno el cual nunca he terminado de comprender... que bajón volver a España si pienso en los toros. No molaría más ser conocidos por haber encontrado la vacuna del sida? A mi sinceramente no es el matar al animal lo que me molesta, sino la tortura y que la gente pueda disfrutar de ello. Que clase de pueblo sádico que somos que disfruta viendo sangrar a un animal? Tendrá razón Darío de que somos unos paletos?

Miguel González Aranda dijo...

¿Que pensaría el típico espectador come-bocadillos-de-tortilla-de-patata-y-bebedor-de-bota-de-vino si cogen su chiuaua, su pastor alemán o mascota de turno y le maltratan de forma similar????????????

Anónimo dijo...

Los toros son sólo la punta del iceberg... (se dice así ¿no?) Y eso que personalmente no estoy en contra de los toros, ni de la caza, ni de los muebles de madera. ¿Por qué? Porque yo no puedo decir que estoy en contra de nada CUANDO NO HAGO NADA PARA EVITARLO. Otra cosa es que me parezca de paletos.
De todas formas no hace falta irse tan lejos para admirar la edad cultural de nuesta querida España; un toro, al fin y al cabo, no deja de ser un producto comercial; en otras palabras: nadie les coge cariño. Pero analicemos lo que hacemos con nuestras "queridas" mascotas, animales que se supone que "amamos" y que incluso forman parte de nuestra familia... Pájaros que pasan toda su vida estresados en jaulas y dejando que sus alas se atrofien. Hámsters cuya única forma de eliminar tal estrés es correr en una rueda estática hasta morirse de asco. Gatos con las garras amputadas (con el trauma que eso le llega a suponer a un felino) Perros sin rabo, sin trozos de oreja o sin testículos o con un amo que prefiere "sacrificarlos" a gastarse los 400 que le costaría quitarles un tumor en la pata.
Si hacemos esto y mucho más con animales por los que "sentimos algo", ¿cómo no íbamos a torturar a los toros?
¿Paletos? Somos algo mucho peor que eso: somos paletos del primer mundo.

Dodi.

Olaf dijo...

Interesante reflexión Dodi... aún así no es un espectáculo como el de los toros. Por cierto, gracias a ti ahora odio a Nietzsche... no es broma, gracias por ese super finde en Sheffield. Me piro el miércoles a Valencia y quieren que me ponga a currar el propio miércoles. Que te parece eso?

Anónimo dijo...

Sois todos unos modernos de mierda que seguís comiendo pollo (y algunos pollas) sin importaros el maltrato en las granjas, os mola el jamón de pata negra sin importaros que maten al cerdo electrocutado o a cuchillazos (lo cual también es un espectáculo en algunos sitios) y cuando váis a china de viaje de novios coméis gato por ser los más guays.
Sé que mal de muchos es consuelo de tontos y que hablando de abolir los toros y la fiesta que los envuelve os ayudará a ligar o a quedar bien. Lo sé. Estoy harto de gente como vosotros.

fiona dijo...

Yo odio los toros y odio a la gente que maltrata animales. Dejé de comer paté porque vi lo que le hacían a los pobres patos y estoy intentando dejar de comer carne poco a poco...Los humanos somos gentuza!

un beso

Anónimo dijo...

¿Qué coño he hecho yo para que odies a Nietzsche? No me lo perdonaría jamás... :(

Andrew dijo...

respecto al anonimo que dice que somos unos modernos de mierda. Tienes parte de raz'on, no lo niego. Pero tengo que decir que como animales para alimentarme, no como diversion.

Por otra parte, me encantaria ser vegetariano y quiz'a alg'un d'ia lo consiga.

Homo Insanus dijo...

yo sueño con ver ciertos eventos y situaciones antes de diñarla.

-Una España sin ETA y sin corridas de toros ni encierros ni ostias

-El hombre en Marte

-Van Morrison y U2 en directo.

Byee