viernes, 20 de febrero de 2009

10 COSAS QUE NO DEBERÍAMOS DEJAR DE HACER POR EL MERO HECHO DE CRECER. (Y HAY MUCHAS MÁS)

1)Beber leche con Colacao. Un buen día, como "ya eres mayor" bebes café con leche.

2)Saltar en las colchonetas elásticas de las ferias. Si, ya sé que hay un límite de edad. Eso es lo triste.

3)Sorprenderse con "tonterías". Como flipar por poder llevar el fuego a cualquier parte dentro de un pequeño objeto llamado mechero, por poner un ejemplo que me gusta.

4)Jugar. A todo, a las tinieblas, especialmente.

5)Leer novelas de aventuras. Son la madre del cordero de la literatura y se desprecian por no tratar de cosas "serias" conforme vas creciendo.

6)Aprender cosas nuevas. Me refiero a todo, pero, especialmente, a la tecnología.

7)Tirar objetos varios desde el balcón. Desde huevos hasta globos de agua.

8)Tocar timbres. Un clásico, si quieres echar una carrerita y unas jajas.

9)Pelarse alguna clase de vez en cuando. Si no estás estudiando, el curro.

10)Ver dibujos animados. Hay verdaderas obras para adultos, pero estos no las ven, porque son dibujos animados.




Hablando de dibujos. Recuerdo cuando sólo había una hora de dibujos animados a la semana. Eran los sábados y domingos a las 3:30, después del telediario. Eran los únicos y los esperaba como agua de mayo. Los pitufos, Dartacán, Ulises 31, La vuelta al mundo de Guillermito Niebla (Willy Fog, para los que no estén muy duchos en esto de traducir nombres ingleses). Poco a poco se fueron introduciendo nuevos horarios los fines de semana por la mañana con las nuevas cadenas (Gi-a Joe, Transformes, etc) y esto hizo que perdieran su aura de excepcionalidad. Como cuando Martes y Trece dejaron de aparecer en los especiales de navidad para repetirse semanalmente, que mierda. En fin, yo no sé si los nanos de hoy disfrutan de los dibujos tanto como yo con los que he mencionado antes, pero sospecho que no. Sobrecarga, me temo. Y eso sin contar las consolas, que son como dibujos, pero tú como protagonista. Yo la flipaba con las recreativas. Ahora vivo con gente 10 años menores que yo y jamás han pisado unos "recre", lo cual me llena de tristeza y perplejidad al mismo tiempo. Como molaban. Yo tenía los viernes veinte duros de paga, flipa, y con eso tenia 3 partidas a las máquinas y 25 pelas de chucherias,
generalmente un paquete de gusanitos, un flash de 10 y una golosina de cinco pesetas. (Antes)


(Despues)

Joder, me acabo de dar cuenta de que estoy hablando como mi padre cuando hablaba de su juventud.

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!

11 comentarios:

Figolas dijo...

Yo sigo desayunando ColaCao! ;-)

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

Inmaduro!

Anónimo dijo...

perdona guapo pero de 7 seguidores, nada.
tienes un guevo,pero no tenemos blog.

rous

Anónimo dijo...

Que nostalgia... Como te acuerdas de toda esa época? A mi es como si me la hubiesen borrado de la memoria pero leyendo lo que escribes me ha venido un flashback y has abierto una puerta al pasado.

Supongo que somos ya unos puretas. A mi ahora me tiembla un ojo, es un nuevo tic que tengo... no lo puedo controlar. Me tiembla como unas 80 veces al día. Nuevas manías de este cuerpo en el que estamos atrapados.

Olaf dijo...

Pues ve al médico, será que estás nervioso, gilipollas.

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

no sé porqué me da, que el comentario anónimo y olaf son el mismo. Tan agresivo, Olafito no puede ser. Normalmete es una balsa de aceite (con unas gambas al ajillo dentro, eso sí).

Homo Insanus dijo...

Me suscribo al decálogo, :). Pero yo sí dejé el Colacao por el café. Eso sí, cafés de gourmet, en cafetera pija, jajjajja.

Con respecto a ver dibujos animados, bueno, es que en realidad la animación hoy día, sobre todo en largometrajes, está realizada para un público objetivo: nosotros. Porque que nadie se engañe, Wall-E parece infantil y no lo es, en absoluto

Las recreativas. Guardo un extraño sentimiento con respecto a ellas. Eran lugares en los que siempre te ponías a ti mismo en jaque ("¿Me compro los donuts o sigo con el Cadillac and Dinosaurs?") y eso me daba una angustia tremenda. Para cuando fui mayor y tuve pasta, ya habían desaparecido y era la era de los pcs y consolas.

byee

Olaf dijo...

Son monólogos de borracho, bueno más bien de contentillo... la prueba está en la hora. Me has pillao Sherlock!

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

Así que continuabas con el cadillac eh? nada de pasársela con cinco pavos. Esa cuenta atrás, 10...9...8...7... Insert coin...
JAJAJAJAJA, dios, que tiempos. En mi caso, sólo había donuts si le metía mano al monedero de mi madre.

Si acababa de hacer la compra le podía trincar hasta 200 pelas. E ir a los recres con 300 pelas (200 más la paga) era un puto festival lúdico-gastronómico.

—fili dijo...

Menudas reuniones en los recres... gastando botines, relacionándonos con el little-hampa, tramando fechorías, debatiendo sobre las batallas recientes y sobre las futuras.
Todavía recuerdo que todo se quedaba quieto cuando saray, la de octavo, entraba con su camisa semi-transparente casi sin abrochar y aquel sujetador negro, y todos notábamos que había otro mundo que no conocíamos todavía, y que estaba por encima de nosotros.

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

joer fili, acabas de hacerme recordar a la hermana de Alicia. (Nunca supe ni sabré su nombre)