miércoles, 4 de febrero de 2009

MICRORRELATO

Una luz se apoderó de él y tiró de sus células sustituyendo la plaza de toros por una caja transparente en mitad del espacio profundo. Entonces, se vio a sí mismo con la pose de entrar a matar, el traje de luces y el estoque, enfilando el lomo de algo que ya no era un toro.

2 comentarios:

Incomprendida dijo...

mm.. dios.. y qué era?!
;p

Anónimo dijo...

muy bueno javi