jueves, 21 de mayo de 2009

ESTALLO DE IMPACIENCIA

Por veros a todos
por oíros
por tocaros
por caminar descalzo sobre vuestra presencia
por eso estallo
ahora
en este instante
de impaciencia.

miércoles, 6 de mayo de 2009

A TODOS MIS AMIGOS.

Tengo un racimo de síntomas escarbándome la piel y la memoria
se ha ido el sol
se ha escondido tras el mar,
ha volado
como un pájaro que llora cuando parte.
Aqui ya nada mece los brotes de las cosas
todo se seca debajo de la lluvia como si la primavera no fuese más que un saco de cenizas
una especie de tictac milimétrico vomitando las horas
y yo ahora siento la desolacion de todo lo que ha sido.
De todas las risas
de todos los latidos
de tanto abrazo y tanto beso oceánico.
Aquí y ahora, si, aquí y ahora
que fácil es a veces
y que difícil ahora
cuando lo único que queda es un pasado tan reciente como un fuego encendido
cuando lo único que tengo es un bicho escarvándome la piel y la memoria.
Aqui y ahora, si, aquí y ahora.
Que sencillo fue anoche, que dificil ahora.

martes, 5 de mayo de 2009

LA VISITA (PARTE I)

La estación, cuando llegué, estaba completamente vacía. Eran las once de la noche. No pasa nada, pensé, estos llegarán pronto. Pero tardaron dos horas más. Dos horas en las que no tenía nada para distraerme, excepto las manecillas de un reloj. Llegaba un tren tras otro y se me caia el alma a los pies cada vez que se hacía evidente que no llegaban en ese. Pero finalmente oí un grito y una risa ebria acompañándolo y supe que eran ellos. Llegaban Sara, Pako, Clara, Kike y el Buho, borrachos, dispuestos a todo. Es lo que tiene acabarse una botella de ron en el avión y n cervezas. Yo echaba chispas de contento y también literalmente, porque iba con los zapatos de seguridad del curro y el metal me chocaba con las aceras provocando chispas constantemente, lo cual mola al principio y cansa después. Camino de o su hotel, me encontré un zapato, de mi talla, nuevo y muy parecido al que yo tenía roto así que me lo cambié para sorpresa de Clara, que dijo: "Un momento, nadie se ha dado cuenta de lo que acaba de pasar?" Dejamos los bártulos (que es mucho mejor que poner maletas) en el hotel y salimos en busca de la noche Brightoniana. Fue la repera, otra vez bromas en mi puta onda, joder, las paridas de siempre, renovadas, y la constatación de que mis amigos son mucho más ocurrentes que la media mundial. (Ese Burbáguena ahí, ese cuanto te molaría que pusiera Ewok, allá) No sé como pasó que no nos dejaron entrar a ningún sitio y nos fuimos pronto para casa, quel día siguiente iba a ser largo.

Pero no quiero taladrar, lo contaré otro día. Por favor, colgar fotos del facebook o mandármelas, para que pueda ilustrar lo sucedido.
Decir por ejemplo, que subimos borrachos a una atracción de feria asesina que nos puso boca a bajo a 150 metros de altura encima del mar.
Olaf decia mientras esperábamos a que empezara colgados por encima de cualquier estructura en la ciudad: Mira el horizonte, ¿que digo?, ¿por qué me engaño? hagas lo que hagas no mires hacia abajo. Y yo sin poder de parar de despelotarme de puro acojone. Y Olaf hablando de cámaras, trávellings, puntos de vista y su puta madre.