jueves, 23 de julio de 2009

HIPERNERVIOSISMO

Anoche me acosté sobre la 1. A las 5 ya no podía dormir y las 6 he dejado de intentarlo. Es uno de esos momentos en los que la calma precede a la tormenta. Los minutos pasan arrastrándose lentamente. Es la primera vez que lo tengo todo preparado del día anterior. Es horrible. Prefiero despertarme y no tener nada hecho, así ocupo mi tiempo en algo. Ahora no puedo hacer nada, ni leer, ni ver una peli, ni jugar a nada. Ahora, simplemente, estoy nervioso. Quiero decir más de lo natural en mí. Espero que no me pongan problemas para entrar en USA.


Son las 9:19 de la mañana del 23 de Julio. Voy a comer una hamburguesa doble con queso y cebolla en el puestecito de al lado de la estación.

Me tiemblan los dedos. Se me humedecen los ojos. Se me encoje el estómago. Es lo mismo que sentía la mañana de salir hacia la India, o el camino de Santiago.

Ahora mismo voy a apagar este ordenador, ponerme los zapatos, cojer la mochila, la guitarra y cerraré tras de mí la puerta de mi casa. Es la sensación más bonita que conozco.

Empieza el viaje.

Ya.

2 comentarios:

fiona dijo...

Buen viaje!!!! :)

Insanus dijo...

Mismamente: ¡¡buen viaje!!