viernes, 10 de julio de 2009

MIS PRIMEROS PINITOS HACKERS

Esta historia empezó hace unos cuatro dias. Cuatro dias apasionantes e infernales a un tiempo.
Os cuento. Me he mudado de casa y ahora estamos sin internet, excepto de vez en cuando que nos conectamos a una red sin seguridad. Pues bien, se me ocurrió intentar crackear una red wireless que pillábamos. Me puse manos a la obra.

Primeros pasos: encontrar tutoriales.

En internet está todo. Tu árbol genealógico, como fabricar gas sarín, la receta de la paella y por supuesto, como crackear redes wiffi. Para ello existen varios programas que funcionan bajo windows. Los routers wiffi mandan paquetes de datos. En ellos viene cifrada la contraseña, que puede ser de dos tipos: WPA (la más segura) y WEP, menos segura. Necesitaba un capturador de paquetes y escaneador de redes inalámbricas llamado Commviev, el cual tuve que crackear a su vez, pues vale 190 pavazos. Luego está el Aircrack que sirve para, una vez has capturado los paquetes suficientes, desencriptar la clave mediante ataque PTW o de diccionario. Cuantos más paquetes has pillado con el commview más probabilidades tienes de desencriptar la contraseña.
Lo hice todo al dedillo, durante horas, todo calcado de los vídeos de Youtube. (Menudo lammer) estoy hecho pues después de cuatro días sólo he conseguido, despues de capturar más de 4.000.000 millones de paquetes, sin contar las inyecciones que generaba yo, para generar más IVs (que son los datos, que luego hacen que cuando un número se corresponda a una letra de la clave el programa se de cuenta y lo almacene, más o menos), no he conseguido nada. O casi nada. 165 IVs, pero me hacen falta 5000 para desencriptar una clave de 128 bits. En fin, que es cuestión de tiempo ( y de tráfico todo sea dicho). El caso es que esta tarde he pensado. ¿Y si la tarjeta de red del ordenador es la que falla? Vale, he bajado los Drivers para convertirla en monitor y la he puesto en modo promíscuo, pero... y si?
Dios maldiga a esta nociva sucesion de palabras que de nada sirven, en ninguna circunstancia de la vida y son tan difíciles de evitar... y si?
Bueno pues, ese Y si...? me ha hecho tirar la toalla con un ordenata y empezar de 0 con otro, con la desastrosa consecuancia de que me ha dado pantallazo azul y ha muerto. En realidad no me ha dado tiempo de hacer nada. Sólo he empezado a instalar un programa y ZAS! Ahora no arranca y, lo que es peor, no arranca ni a la de tres. El mensaje de error que me pone no sale ni en Google, que conoce hasta el origen de la palabra prepucio. Y no es mío. El ordenador no es mío. Yo sólo quería internet gratis. Ala, por listo.
Encima el ordenata es una de estas mierdecillas, supermono, dicen ellas, en miniatura que no tiene ni cd-rom para reinstalar un sistema operativo. En fin, que mañana me toca llevarlo a una tienda a repararlo.
Toma hacker, seré flipado...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mmm... Has probado a contratar internet? No va tan caro. :)

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

ya estaba contratado antes de empezar la movida, era un reto, mientras me mandan todas las movidas.

Insanus dijo...

Bueno,seguro que algo aprendiste, por pequeño que fuese. Mi última aventura en ese campo fue hace siglos ya, tratando de piratear Digital+. Fracaso total, horas y horas perdidas, tutoriales en balde, el pc lleno de programitas chorras y el consumo de tabaco y café disparado. ¡Y se sentía uno hacker a pesar de todo!, es la risa.

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

pues si si, si que aprend'i.