lunes, 6 de julio de 2009

NOU PERNIL DOLÇ

Pues si!!! Este día 23 me piro a Nueva York con Sara para explorar la ciudad hasta sus entrañas. ¿Que aventuras nos depara el monstruo?. Os dejo un texto y un vídeo mostrando dos de las múltiples caras de la ciudad. El texto es del magistral Henry Miller.



Cuando pienso en Nueva York, tengo una sensación muy diferente. Nueva York
hace que hasta un rico se sienta insignificante. Nueva York es frío, reluciente, maligno.
Los edificios dominan. Hay una especie de frenesí atómico en la actividad que se produce;
cuanto más furioso el ritmo, más empequeñecido el espíritu. Un fermento constante, pero
igual daría que se produjera en un tubo de ensayo. Nadie sabe de qué se trata. Nadie dirige
la energía. Estupendo. Grotesco. Desconcertante. Un tremendo impulso reactivo, pero
completamente falto de coordinación.


Cuando pienso en esa ciudad en la que nací y me crié, ese Manhattan que Whitman
cantó, una rabia fría y ciega me lame las entrañas. ¡Nueva York! Las prisiones blancas, las
aceras hormigueantes de gusanos, los parados haciendo cola para recibir comida gratuita,
los fumaderos de opio construidos como palacios, los judíos, los leprosos, los malhechores
y, sobre todo, el ennui, la monotonía de las caras, calles, piernas, casas, rascacielos,
comidas, carteles, empleos, crímenes, amores... Toda una ciudad erigida sobre el vacío
abismo de la nada. Sin sentido. Sin el menor sentido. ¡Y la calle Cuarenta y Dos! La cima
del mundo la llaman. ¿Dónde está el fondo, entonces? Puedes caminar con las manos
tendidas y te pondrán cenizas en la gorra. Ricos o pobres, caminan con la cabeza echada
hacia atrás y casi se les rompe el cuello de mirar hacia arriba, a sus prisiones blancas.
Caminan como gansos ciegos y los reflectores cubren sus vacías caras con centellas de
éxtasis.




Y ahora un poco de alegría.


4 comentarios:

Olaf dijo...

Hace ya 14 años pisé esa maravillosa ciudad que nunca duerme, era finales de julio-agosto, como tú ahora. Iba con prejuicios de yankees y mierdas...
creí que iba a ser ruidosa. Todo lo contrario, me pareció un sitio estupendo para pasear y perderse, todavía había torres gemelas, claro.

Lo que no puedas hacer en Nueva York no lo podrás hacer en ninguna otra ciudad...

No te deja indiferente. Es impresionante.

Disfrutala. Un abrazo enorme.

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

pienso hacerlo!!! Que ganas tengo!

Y a la vuelta, conciertazo!!!!

Yeahhhhhhhhhhhhhhh!

Martín dijo...

El docu de Gaza: http://www.documaniatv.com/politica/documentos-tv-borrados-del-mapa-video_4aae924e3.html

Insanus dijo...

New York, New York, It´s a beautiful town!

Qué suerte, que lo pases bien.