martes, 14 de julio de 2009

RELATO GRUPIL (que mola más que dedir entre muchos)

Iba a pensar unas reglas, pero no las hay. La única que el título se decidirá entre todos, el que más mole, cuando acabe de escribirse, que será exactamente dentro de un mes. O menos, si pasáis del tema. je je. Podéis escribir lo que os salga de la poll... ejem lo que queráis, todas las líneas que querais. Luego, si el relato parido mola y es coherente, podríamos hacer un bubok (libro autoeditado gratuito) para colgarlo en la red.

EMPIEZO YO, QUE PARA ESO ES MI IDEA, EA.

Despertó y se dio cuenta de que no oía nada. Ni siquiera el ruido del motor de los pocos coches que pasaban de tanto en tanto debajo de su ventana, iluminando los objetos de la habitación y dotándolos de vida y sombras que giraban. Miró su despertador, tenía un pequeño martillo dispuesto a colpear dos campanas metálicas a una velocidad endiablada. El reloj se había parado exactamente a la hora que tenía que despertarse, y el martillo, inmóvil y suspendido en el aire, parecía a punto de golpear la campana. Por alguna extraña razón, Tamara supo que nunca más lo haría. Sintiendo un escalofrío decidió levantarse y mirar por la ventana. Mientras se acercaba las cortinas que se le antojaron amenazantes y extrañas, tuvo un sentimiento de temor cuando las descorrió sintiendo el suave tacto de la seda. Miro hacia la calle y...

11 comentarios:

Kostas Vidas, poeta de cantina dijo...

¿te colgamos nuestra continuación en los comentarios, o copiamos y pegamos en el nuestro para seguir?

Anónimo dijo...

... allí mismo, delante de su ventana, estaba el pájaro. Se limitaba a estar, ya que no se movía, ni respiraba. Estaba inmóvil en pleno vuelo, con las alas desplegadas y las patas pegadas al cuerpo

Anónimo dijo...

Después de contemplarlo un rato, alargó un brazo e intentó tocar aquel extraño animal inmóvil. Cuando las puntas de sus dedos tocaron al pájaro, este se deshizo en una lluvia de huesos, polvo y plumas...

Kostas Vidas, poeta de cantina dijo...

Bueno, como veo que la gente lo cuelga aquí, ahí va:
... que se desintegraron antes de tocar el suelo. Tal y como se había anunciado, sólo unos cuantos azánatoi, como Tamara, sobrvivirían. Gran parte de la belleza y también de la fealdad del mundo desaparecería con el tsunami gravitatorio. Tantas formas de vida vegetales y animales, las generaciones homo, los ciborgs, incluso las inteligencias virtuales,... toda forma de vida sujeta a leyes físicas perdería sus cualidades... "Para muchos, había llegado el momento de desear haber nacido piedra, o agua."- Pensó. Pero y para los azánatoi. "¿Qué sentido tenía la vida para unos seres que ni siquiera necesitaban alimentarse?"

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

Puestos a preguntar... ¿Que era la vida? Tamara deseó no haberse hecho nunca esta pregunta y salío a la calle. Multitud de gente, como estátuas de cera, permanecía imóvil conservando un extraña sensacion de movimiento. Un hombre subiendo unas escaleras, alguien llevándose un café a la boca. Un perro en pleno salto, estirado, a punto de coger una pelota. Un miedo atroz empezó a reptarle por la espalda mucho anes de que sentirlo siquiera. Oyó, a detrás de ella...

Anónimo dijo...

... unos pasos apresurados. Juraría que había visto algo por el rabillo del ojo. Pero cuando se giró, allí no había nada, simplemente nada. Los nervios le estaban jugando una mala pasada. Se volvió de nuevo y siguió caminando. Giro a la derecha en la 53 con la Tercera y volvió a escuchar los pasos. Se metió en el primer portal que vio y esperó en las sombras. Los pasos se acercaban...

fiona dijo...

Sabía que su miedo era irracional, que era imposible que hubiera alguien. Ella más que nadie sabía que era imposible, o quizá...quizá...entonces lo vió.

Noa dijo...

Sus ojos impactaron contra los suyos,enormes, profundos, oscuros...como una noche sin fin, sin pupila, con una mirada que no parecía humana...
Se quedó paralizada, su cuerpo no reaccionaba a sus impulsos, no dejaba de mirarlo fijamente, quería correr, gritar...pero no podía.
Él alargó la mano para tocarla...

Kostas Vidas, poeta de cantina dijo...

Nunca antes había sentido tanta fragilidad. Ante el desastre, alguien se alimentaría de todas las pasiones que habían perdido su morada: Almas, aureas, karmas, todas las energías significativas corrían ahora a merced de los azanatoi. Tamara aprendió en ese instante que debía volverse egoista para sobrevivir. Se alimentaría de cada ser que pudiera devenir en polvo nada más rozarlo.
Pero ahora, requería agilidad. Él, más antiguo, más experimentado, seguía con la mano tendida. Cierta sensación de gravedad...

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

...la recorrió desde el extremo de cada cabello hasta la más recóndita de sus venas. El miedo se convertía en una fuerza de irresistible atracción.

-¿Quien eres?-preguntó.

-Soy todo lo que hasta ahora ha vivido-contestó con una sonrisa de sus ojos negros.

-Pero yo estoy viva...

-Si, eres la última criatura viva del universo. El último Azanatoi.

-¿Azanatoi?, logró tartamudear.

-Vaya, no me digas que no lo sabías. Es perfecto...

Y avanzó hacia ella sin levantar los pies del suelo y sin moverse. De hecho, parecía que era el mundo el que se movía bajo sus pies.

Empezó a hablar en un extraño lenguaje, oscuro y antiguo, como un agujero negro.

Insanus dijo...

Os leo mañana y aporto lo mío.