jueves, 17 de septiembre de 2009

DOBLE FILA

Desde aquí quiero dar las gracias a Olafito el maldito por haberme dejado participar en el rodaje de su corto Doble fila. Fue una maratoniana sesión de fin de semana. Cortamos calles, montaron grúas, travellings. Se rodó con la cámara de spiderman 3, (como mola fardar) y unos pedazos de profesionales que casi parecian equipos especiales de la CIA, tan diligentes ellos.

Pero lo mejor vino (y cerveza y burret) después. Acabada la sesión de cine llegó otra de viejos amigos y viejos lugares. Está visto que gente voluble moralmente hablando, un bar de copas y una fuente (fuente fuente, con chorros, nada de beber) son una mala combinación. Está visto que Olaf y yo tenemos un Gremlin dentro que nunca sale, por mucho que nos mojemos más tarde de las 12. Y no es que nos mojáramos, es que nos bañamos en la ya mítica fuente del Glop, donde todos los perros de los punkis se alivian sus picaduras pulgosas.

A su favor tengo que decir que la es una estupendo alivio para relajar las tensiones que tiene el ser responsable de 14.000 pavos de presupuesto.

Yo, simplemente estaba contento.

No hay comentarios: