domingo, 27 de septiembre de 2009

SE ACERCA UNA TORMENTA

Me gustan los truenos
son los gritos de los edificios llenos de locura.
Me gusta la lluvia por la noche
hace que las luz del semáforo centellee en la acera.
Hay una especie de frescura extraña de ruidos mecánicos
una orgía de cemento y rosas de laboratorio
coches que se pierden para siempre en la luz de la luna.
Oigo ratas que limpian los bordillos
oigo la lluvia que gobierna el vertedero.
Pienso:
Con la luz del monitor
mi piel parece la de un rinoceronte viejo.

1 comentario:

PATY dijo...

CAYENDO LA GOTA FRIA