lunes, 5 de octubre de 2009

EL LIBRO


La casa de mis padres está llena de libros. Es como estar en una librería de segunda mano. Echando un vistazo a las estanterías para ver cual sería el siguiente (que gran momento, es como estar viendo un mapa sin saber que ciudad será la próxima) me he topado con el libro mas influyente de la historia de la humanidad: la biblia. De pequeño leí un par de historias del antiguo testamento y la verdad, no estuvo tan mal. Batallas, incestos y persecuciones en letra pequeñita llena de números en casi todos los renglones. Total, que lo he cogido y me he dicho, vamos a ver que se cuece.

Lo que viene a continuación son extractos de la introducción más absurda y asquerosa que jamás leí en un libro.

LA BIBLIA: INTRODUCCIÓN GENERAL.

La biblia, a diferencia de los demás libros, tiene un doble origen, humano y divino. (Ejem). La biblia es un libro humano, para los hombres, en el estilo de los hombres. Es, además y sobre todo, un libro divino, hecho por Dios, por medio de los mismos hombres,un mensaje sobrenatural de cordialidad y misericordia.

Claaaaaaaaaaaaro. Dios es gilipollas, se ve. No sabe escribir y por eso se sirve de humanos para hacerlo. Preferiblemente ensetados. Continuo.

El autor principal de la biblia es Dios, que se sirve del escritor humano para hablar con los hombres. Dios ilumina el entendimiento del escritor sagrado para que pueda juzgar con certeza divina verdades que el conoce por experiencia propia o porque se lo han dicho otros o porque el mismo Dios se lo ha revelado.


Como mola. El autor principal de la biblia es Dios, dice. Pues debería llamar a la SGAE, porque no creo que esté viendo un puto duro. Y que me decis de "juzgar con certeza divina" lo que el escritor conoce por experiencia propia, o porque se lo han dicho otros (ejemplo perfecto de periodismo amarillo) o porque el mismo Dios se lo ha revelado. O sea, que alguien, hace tropecientos mil años deja que el Pan Bimbo florezca lleno de hongos, se los come y ya le habla Dios, escribe un libro y, ala, a llenar de masacres la historia de la humanidad. Sigo. Lo que viene es lo mejor.

AUSENCIA DE ERROR. (No es un error, pone eso)


Si Dios ha escrito la biblia tenemos que concluir que no puede haber error alguno.

Es que es la leche. Para argumentar una falacia tan grande se basan en otra aún mayor. Que Dios es escritor. A ver, si Dios fuera escritor sería Ruso. Y Dios no tiene pinta de ser Ruso. De hecho tiene pinta de no ser. Total, que la puta introducción me ha quitado las ganas de leerlo. En vez de eso me he decantado por LA VIDA EN EL ABISMO, de Ferran Torrent, un tipo que tuve la ocasión de conocer en la escuela de guión y me cayó como un grano en el recto.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ARDERÁS EN EL INFIERNO POR DISCUTIR LA VERDAD ABSOLUTA INSOLENTE

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

Estoy de acuerdo, si señor.

Insanus dijo...

Yo no la he terminado de leer nunca, y tengo por ahí rodando y llena de ácaros una de cuando la Confirmación, que nos obligaron a comprarnos una.

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

hostia, confirmación, flipa. Ni de coña la hago. De hecho si tengo hijos no pienso bautizarlos ni de coña. Luego si ellos quieren (Dios me libre, jeje) que hagan lo que quieran.

Martín dijo...

El otro día leí una frase genial decía: "Demostrar la existencia de Dios mediante la Biblia es lo mismo que demostrar la existencia de Superman a través de un cómic".

De todas maneras ese prefacio te lo podrías haber tomado como el recurso de "el manuscrito encontrado" como en el caso del Quijote. (Soy un inculto, no me he leído ni la Biblia ni el Quijote).

Por último, si quieres saber los mejores momentos del Antiguo Testamento debe estar a punto de salir, si no ha salido ya, el último cómic de Roger Crumb "El Génesis Ilustrado".

Salut!