miércoles, 24 de febrero de 2010

BRAVO JOHN


John, antes de nada quiero dejar clara una cosa: me pareces gilipollas además de imbécil. Un insulto al sobrenombre de nuestra especie. Un ser que nunca debería haber existido. Dicho esto.
Me parece genial que un engendro tan abyecto como John Cobra haya llegado a la final o a lo que sea de Eurovisión. Demuestra que clase de país somos: una broma pesada. Aquí todo el mundo se queja de los políticos como si estos vinieran de otro planeta a gobernarnos. Como si no nacieran en Valencia, Alcorcón, o Teruel. Son españoles, como nosotros. ¿Por qué se iba a librar la política española de la picaresca española? Digo picaresca porque es una palabra que me mola casi tanto como ojarasca. Pero lo que son, somos, es mucho peor: caraduras. Aquí roba hasta el tete. Los talleres de coches, los profesionales tipo electricistas, cerrajeros, etc...Todo el mundo tratando de pillar por aquí y por allá, evadir tal, el gestor me hace el apaño para que tal, que si haces esto te ahorras lo otro, que si dinero A, dinero B. Joder, luego el mismo que contrata a cinco euros la hora sin seguro se queja de los políticos chorizos. Eso por un lado.

Luego, el domingo pasado cortaron mi calle para dejar pasar una carrera de atletismo. Lo típico, gente siguiendo una línea azul y haciendo trampas acortado por otras calles. La policía cortaba la calle cada vez que pasaban atletas, o sea, muy a menudo. Pues bien, decenas de coches pitaban y pitaban y pitaban sin solucionar nada. Obviamente, creían que los claxons iban a hipnotizar a los maderos, en plan conductores de Hamelín para que les abrieran el paso. Pasé la mañana del domingo escuchando los jodidos pitos. Me podría haber ido de casa, claro, eso hice, pero hasta que terminé de currar (5 bb/100) las pasé canutas. En serio, decenas de coches pitando durante varias horas (no siempre los mismos coches, claro, pero siempre coches) no es precisamente el paraíso de la tranquilidad. Sentía que mi ánimo, mi entereza psicológica, se estaba duchando en ácido sulfúrico.

Me acuerdo de todo esto repasando mentalmente, vete tú a saber por qué, el espectáculo bochornoso del aborto extraterrestre llamado John Cobra. Ojalá nos represente, pensaba, será lo que nos merecemos.

7 comentarios:

ibon87 dijo...

Cuando los ruidos externos molestan y no podemos huir del lugar, no hay nada como unos grandes cascos y música a tope.

anapedraza dijo...

¡Hola Javi!

No lo vi, así que creo que no me perdí nada, ¿no?

Con respecto a tus quejas, pues sí, que tienes más razón que un santo.

MIGUEL

Anónimo dijo...

Quizá deberias habernos representado tu?

Eddie veder dijo...

a mi el cobra me parece un gran cantautor

Lunien dijo...

Me avergüenza ser español. La tierra del "mira ese que bien vive sin hacer nada y cobrando a fin de mes". El país donde dedicarse a perder el tiempo es la gran aspiración de la mayoría. La nación donde todos quieren ser funcionarios: curro para toda la vida y complicaciones las mínimas. Un lugar sin ambiciones, sin amor a las cosas bien hechas y donde la culpa de todo siempre la tiene otro. Una sociedad que se queja de sus políticos, pero cuanto más le roban, más les vota. Una cultura que sólo saber copiar a los franceses, a los alemanes, a los americanos, a los ingleses o a quien sea (menos a los italianos, claro). Una patria donde hay que ser GI-LI-PO-LLAS para ser patriota y creer sinceramente que España es un país envidiable por su sol y sus tapas. España es el país de John Cobra y pocos podrían representarla mejor que él en Eurovisión; así, con un nombre que ni siquiera es el suyo y un cerebro que nadie quisiera fuera el suyo.
Menos mal que aun nos queda Serrat y el maravilloso trabajo que ha vuelto a hacer con los versos de Miguel, el poeta cabrero. De hecho... Olvidad todo lo que he escrito y pilláos el disco. ¡Sólo algo así podría salvarnos, compatriotas!

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

Ese Dodi ese Dodi, eh, eh!

Todo país tiene sus alcantarillas, igual que las personas.


Arriba Plutón!

El_entendido dijo...

el tal lunien que está con la regla?