viernes, 28 de mayo de 2010

HORMIGAS, ESOS ENTRAÑABLES BICHITOS

A pesar de las últimas idealizaciones de las películas de animación made in USA, las hormigas siguen siendo unos bichos del carajo bastante, ejem, mosqueantes. Son organizados, tienen estructuras sociales jerárquicas y, a pesar de convivir miles de millones de ellas en el mismo hormiguero, con densidades de población miles de veces más grandes que la de la ciudad más densamente poblada del planeta, no tienen atascos. He aquí un ejemplo de organización colectiva. El sueño de Stalin, vamos


jueves, 27 de mayo de 2010

LOST


Pululando por la red he encontrado un montón de críticas y comentarios sobre Lost y su controvertido final. He aquí el mejor de todos ellos.

UNA CARTA DE AMOR.

¿Qué te creías? ¿Que después de tantos años no te iba a dedicar ni una mísera letra precisamente ahora que todo ha acabado? Otra cartita de amor pensarás… pues mira, te jodes. No haber ido por ahí calentando corazones a diestro y siniestro.

Te juro que han pasado tantas cosas que no sé por dónde empezar. Como buena carta de enamorado, será mejor que comencemos por los últimos años. Porque el principio fue lo bueno y prefiero acabar este texto con una sonrisa en los labios.

Qué pena que no supimos darle un final digno a tiempo, ¿no? Quién nos iba a decir que acabaríamos así. Nos sobraron días juntos y sobre todo muchas promesas incumplidas. Ahora dirás que no, claro… Que todo fue culpa mía, que nunca me juraste respuestas, que lo nuestro iba de otra cosa, pero sabías que precisamente ESO era lo que más me gustaba de ti. Lo que me tenía absolutamente enganchado. El pensar que algún día conseguiría desvelar todo lo que se te pasaba por esa cabeza de desquiciada entrañable.

Como Sherezade en “Las mil y una noches”, cada vez me lanzabas una nueva historia. Que si el negrito con poderes. Que si el vidente que envía a la embarazada a la otra punta del planeta. Que si el barco en mitad de la isla. Que si el ruso tuerto y el egipcio canario que no mueren nunca. Que si la estatua misteriosa de cuatro dedos… Yo quería disfrutar más y tú querías subsistir el mayor tiempo posible porque sabías que yo, primero enamorado y luego adicto, no tendría fuerza de voluntad para cortar esta historia. ¡Y mira que muchos de mis amigos me decían que te dejara! Que esto no iba a nada. Que me ibas a dar un palo gordo. Pues mira…

Vale que echando la vista atrás y observando cómo se desarrollaban los acontecimientos todo indicaba que la cosa iba a acabar mal, claro. Yo te preguntaba “¿qué pasa?”, tú movías un arbusto y sacabas al perro Vincent. Yo me reía, claro. Como buen enamorado pensaba “¡Que tontita eres!”. Te volvía a preguntar y tú me contestabas “¿Quieres saber la verdad? La clave está en… ¡los números!”. Pasaba el tiempo y te decía “No, en serio… ¿qué pasa?” y tú me contestabas que todo era por dos que se peleaban. Ben y Widmore… toda una vida buscándose las cosquillas porque… Ah, que no. La clave no estaba en esos. Que estaba en uno que era como un fantasma que vivía en una chabola y luego resultó que de fantasma nada, que era un rubio vestido de ibicenco y con ramalazo de mesías new wave.

Ya me tenías hasta las narices, claro. Pero te volví a insistir y resultó que eso tampoco… que era cosa del de blanco y otro de luto. Y yo, como soy un tío listo, me di cuenta de que si uno iba de blanco y el otro de negro… ¡El bien y el mal! Dos bandos en eterna lucha… otra vez… como Ben y Widmore… ¿Qué? ¿De qué coño vas, tía?

Hace unas semanas, al fin lo paras todo y me dices “que sí, ahora te cuento LA VERDAD del de blanco y el de negro”. ¡BIEN! Cuando ya no podía más, vas y me das la explicación más decepcionante de la historia… si a eso se le puede llamar “explicación”, claro.

El caso es que llegados a este punto y con la desgana, la decepción y la desidia como bandera yo ya no esperaba nada de ti. Si no tuviste un puñetero detalle en todos estos años, no confiaba en que me dieras una explicación coherente en nuestra última cita. Y así fue, pero al menos te lo curraste.

Y aquí empieza la parte bonita de la carta…

Lo que me hiciste anoche fue algo digno de los mejores tiempos de Sawyer. Me sedujiste, me echaste un polvo y me robaste. Pero QUÉ POLVO, cabrona.

No tendré en cuenta todo lo que me has engañado y que ahora vayas de mística y profunda cuando nunca lo has sido, porque ¿sabes qué? En el fondo, te quiero. Te quiero porque contigo he pasado horas y horas de placer. Porque tú, como ninguna otra, me has hecho sentir mariposas en el estómago mientras esperaba que bajaras. Porque has tenido la picardía de dejarme con el único sabor de boca que me obligaría a perdonarte: el sabor de mis lágrimas. Las mismas que han conseguido empañarme la mirada durante dos horas.

Me has estafado, sí, pero al mismo tiempo me has recordado cuando nos conocimos, nuestro primer beso, nuestras primeras vacaciones, nuestra primera separación y nuestro primer reencuentro, nuestras peleas y nuestras reconciliaciones…

Cielo, eres una puta de la peor clase. Una puta mentirosa. De las que te chantajean emocionalmente para salirse con la suya, pero al menos eres lista, eres guapa y, sobre todo, eres la mejor.

Te perdono porque te quiero, pero necesito no volver a verte nunca más.

Espero que lo entiendas como yo, a pesar de todo, te he entendido a ti.

Hasta siempre.

Por Chico Santamano.


Fusilado, con permiso, de: http://bloguionistas.wordpress.com/

miércoles, 26 de mayo de 2010

LOS 80 (I)



Si sientes algún cosquilleo nostálgico leyendo esta entrada es que te estás haciendo mayor. Voy a hablar de los 80. Madre mía. Aquí hay entrada para rato.
Empecemos por el Frigo Pie. Por poner a un superviviente de la época. Reconozcámoslo, pocas cosas merecieron sobrevivir. ¿Los Goonies? Por supuesto. ¿Cazafantasmas? Obvio. ¿La hombreras? A la hoguera. Pero volvamos al Frigo Pie. Yo no sé que clase de degenerado diseñador de polos fetichista hizo comer un pie a millones de personas, pero es que estaba buenísimo, merece un reconocimiento. ¿Y que me decís del Colajet? Cola, limón y un extraño sabor exotico envuelto en una caperuza de chocolate. Sencillamente magistral... Hostia, casi se me olvidaba el Drácula, otro superviviente de los 80, con su corazón rojo y su cosa blanca-amarillenta... Mmmmmmm.
Otra cosa bastante característica de los 80 eran las rodilleras y las coderas. Las personas, mejor dicho, diablos, como yo, en aquella época no teníamos un pantalón de chándal o de lo que fuera, o una chaqueta, remendada con rodilleras y coderas. ¿Se ven algunas ahora? Ja. Si acaso en alguna chaqueta de De Diseño Mola Que Te Cagas O Sea. Pero... ¿en los niños?, ¿hábitat natural de las rodilleras? Ni uno, macho. A los niños de hoy se les hace un agujero de nada y ya les compran los papas otra prenda. Yo, encima, tenía el inconveniente de heredar la ropa de mi hermano, que me lleva 8 años y era un santo, así que cuando ya se habían pasado de moda los cuellos altos, ahí estaba yo con cuello alto.
Que diferente también, a juzgar por lo que sale en el telediario, el ambiente colegial. Yo no aprendí mucho, pero las paredes me las conocía al dedillo. Que interminables horas de cara a la pared me he pasado. Había que hablar de "don" a los profesores y eran unas figuras que inspiraban temor policial. (En aquella época todavía no sabía lo que era el temor a la policía, pero ya lo estaba sintiendo, en una anticipación profética). El acoso estaba a la orden del día, tenías que ir esquivando a los de 8º para que no te dieran collejas o te quitaran el balón.
Oh dios. Los recreativos.
¿Que generaciones estamos educando si no les enseñamos a robar cien pesetas a sus padres para ir a los recre? Es que así no puede ser. Los recreativos. Esa escuela fuera de la escuela. Ese administrar el poco dinero que tenías. Esas 75 pelas para máquinas y 25 para chuches. (15 en un flash de cola y 10 en gusanitos). Dios, yo podía llegar a ser un genio en una máquina concreta con tal de aguantar los cinco duros. Que ambiente, que olor, era como estar en las vegas, pero en tu barrio y con matones en la puerta. Ese Golden Axe, Altered Beast, Shinobi, Cabal, ese Double Bubble, Snow Bross, Street Fighter II, Double Dragon...


Los 80... podría seguir horas y horas... pero no quiero ser pesado con otra entrada enorme... vosotros, con vuestros comentarios... podéis acabarla.

Saludos.

martes, 25 de mayo de 2010

A LA IZQUIERDA DEL ROBLE- Mario Benedetti.

A la Izquierda del Roble

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico es un parque dormido
en el que uno puede sentirse árbol o prójimo
siempre y cuando se cumpla un requisito previo.
Que la ciudad exista tranquilamente lejos.

El secreto es apoyarse digamos en un tronco
y oír a través del aire que admite ruidos muertos
cómo en Millán y Reyes galopan los tranvías.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico siempre ha tenido
una agradable propensión a los sueños
a que los insectos suban por las piernas
y la melancolía baje por los brazos
hasta que uno cierra los puños y la atrapa.

Después de todo el secreto es mirar hacia arriba
y ver cómo las nubes se disputan las copas
y ver cómo los nidos se disputan los pájaros.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
ah pero las parejas que huyen al Botánico
ya desciendan de un taxi o bajen de una nube
hablan por lo común de temas importantes
y se miran fan ticamente a los ojos
como si el amor fuera un brevísimo túnel
y ellos se contemplaran por dentro de ese amor.

Aquellos dos por ejemplo a la izquierda del roble
(también podría llamarlo almendro o araucaria
gracias a mis lagunas sobre Pan y Linneo)
hablan y por lo visto las palabras
se quedan conmovidas a mirarlos
ya que a mí no me llegan ni siquiera los ecos.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero es lindísimo imaginar qué dicen
sobre todo si él muerde una ramita
y ella deja un zapato sobre el césped
sobre todo si él tiene los huesos tristes
y ella quiere sonreír pero no puede.

Para mí que el muchacho está diciendo
lo que se dice a veces en el Jardín Botánico

ayer llegó el otoño
el sol de otoño
y me sentí feliz
como hace mucho
qué linda estás
te quiero
en mi sueño
de noche
se escuchan las bocinas
el viento sobre el mar
y sin embargo aquello
también es el silencio
mírame así
te quiero
yo trabajo con ganas
hago números
fichas
discuto con cretinos
me distraigo y blasfemo
dame tu mano
ahora
ya lo sabés
te quiero
pienso a veces en Dios
bueno no tantas veces
no me gusta robar
su tiempo
y además está lejos
vos estás a mi lado
ahora mismo estoy triste
estoy triste y te quiero
ya pasarán las horas
la calle como un río
los árboles que ayudan
el cielo
los amigos
y qué suerte
te quiero
hace mucho era niño
hace mucho y qué importa
el azar era simple
como entrar en tus ojos
dejame entrar
te quiero
menos mal que te quiero.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero puedo ocurrir que de pronto uno advierta
que en realidad se trata de algo más desolado
uno de esos amores de tántalo y azar
que Dios no admite porque tiene celos.

Fíjense que él acusa con ternura
y ella se apoya contra la corteza
fíjense que él va tildando recuerdos
y ella se consterna misteriosamente.

Para mí que el muchacho está diciendo
lo que se dice a veces en el Jardín Botánico

vos lo dijiste
nuestro amor
fue desde siempre un niño muerto
sólo de a ratos parecía
que iba a vivir
que iba a vencernos
pero los dos fuimos tan fuertes
que lo dejamos sin su sangre
sin su futuro
sin su cielo
un niño muerto
sólo eso
maravilloso y condenado
quizá tuviera una sonrisa
como la tuya
dulce y honda
quizá tuviera un alma triste
como mi alma
poca cosa
quizá aprendiera con el tiempo
a desplegarse
a usar el mundo
pero los niños que así vienen
muertos de amor
muertos de miedo
tienen tan grande el corazón
que se destruyen sin saberlo
vos lo dijiste
nuestro amor
fue desde siempre un niño muerto
y qué verdad dura y sin sombra
qué verdad fácil y qué pena
yo imaginaba que era un niño
y era tan sólo un niño muerto
ahora qué queda
sólo queda
medir la fe y que recordemos
lo que pudimos haber sido
para él
que no pudo ser nuestro
qué más
acaso cuando llegue
un veintitrés de abril y abismo
vos donde estés
llevale flores
que yo también iré contigo.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico es un parque dormido
que sólo despierta con la lluvia.

Ahora la última nube a resuelto quedarse
y nos está mojando como alegres mendigos.

El secreto está en correr con precauciones
a fin de no matar ningún escarabajo
y no pisar los hongos que aprovechan
para nadar desesperadamente.

Sin prevenciones me doy vuelta y siguen
aquellos dos a la izquierda del roble
eternos y escondidos en la lluvia
diciéndose quién sabe qué silencios.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero cuando la lluvia cae sobre el Botánico
aquí se quedan sólo los fantasmas.

Ustedes pueden irse.
Yo me quedo.

- NOCIÓN DE PATRIA (1962-1963)-

lunes, 24 de mayo de 2010

HIJOS DE LA GRAN PUTA.







Me cago en vuestra puta madre, con vuestros logotipos verdes de florecitas, hojitas y demás calaña ecologista. Vais por ahí haciendo publicidad de lo mucho que invertís en tecnología verde. Dios, se me enciende la sangre.



Y no pongo más porque me estoy cabreando de verdad. Pero hay un huevo.

Os pongo un link de un vídeo en directo del desastre de la plataforma petrolífera en el Altántico. Os advierto que os puede joder el día. Para ver la magnitud de lo que está sucediendo, pincha abajo.



HIJOS DE LA GRAN PUTA





Gracias a Hommo Insannus por esta entrada, directamente fusilada de su blog. www.homoinsanus.blogspot.com

jueves, 20 de mayo de 2010

CHORRADAS QUE NO DEBERÍAN MOLESTARME PERO ME PONEN A CALDO

Estaba corriendo esta mañana (si, ahora corro) cuando me he cruzado con un tipo que iba en bici sin manos. Me explico. El tipo tenía manos, pero las llevaba cruzadas sobre el pecho. No sé por qué, me ha entrado una repentina e injustificada antipatía por el tipo. No sé, creo que no es necesario ir en bici sin manos. Sí, es una chorrada. De ahí el título de esta entrada. A lo mejor el hijoputa ese (dios, que loco estoy) tenía problemas de espalda. Bueno, me ha caído gordo. No me gusta la gente que va en bici sin utilizar las manos. No me fío.
No me fío tampoco de los dentistas y los podólogos. ¿Quien consagra su vida a quitar callos y muelas? Todo el día viendo pies y sarro... Eso no se paga con dinero. Bueno, sí. Y bastante, pero no sé. No me fío.
Otra chorrada que me pone a caldo es cuando llegas 0'3 segundos tarde a coger el bus. El conductor psicópata te ve venir corriendo, ya sea por el espejo retrovisor o, más claramente, por todo el parabrisas tamaño saturno que tienen. Te ven corriendo con cara de Por Favor Dios No Te Vayas. Corres, oyes la salida esa de aire que tiene los buses cuando van a arrancar, que parece un pedo mecánico, y ya sabes que aunque lo des todo, no vas a llegar. Lo sabes porque le ves la cara al conductor, que está haciendo un esfuerzo titánico para mirar a cualquier dirección menos donde tu te encuentras. Llegas, el bus está a punto de arrancar, llamas a la puerta y pones cara de Si No Me Dejas Subir Me Va A Atrapar El Holocausto Zombie, y el hijoputa dándole una vuelta al palillo que tiene dentro de la boca, mirando el mundo a través de sus gafas de sol modelo Cobra, arranca con una falta total de misericordia. Eso también me pone a caldo.
Me ponen a caldo las colas. Da igual de donde, pero especialmente las de Mercarroña. Sobre todo cuando he ido a comprar el pan y delante hay una abuela de 80 años con: tomates, pimientos, crema depilatoria, panzeta, jamón, maquillaje, compresas, plátanos, preservativos, ron, vodka, Calúa, 24 cervezas, ternera, magro de cabeza de cerdo, 12 bricks de leche, 12 de Casón Histórico, zumo de pomelo, bebida isotónica para deportistas, flan de vainilla, donuts, donuts con crema, pasieguitos, barritas energéticas, hilo dental, un saco de 50 kg de comida para hamsters, lejía, lejía para la dentadura, una fregona, un ambientador para las compresas, otro para el coche de su nieto, un producto al azar sin precio que va a tardar por lo menos 4 minutos en ser averiguado, nueces, pipas gigantes con sal, turrón de oferta aunque estemos en agosto, merluza congelada y arreglo para paella, que ella se cree que es algún tipo de arreglo para ella y de ilusión también se vive, aunque tengas 80.
Entonces voy, muy educadamente y con cara de buen chico (cosa que no me cuesta mucho poner) y le digo enseñando mi barra de pan, "si es tan amable, ¿me permite?". En ese momento, y debido a un despiadado escrutinio (mirando de arriba abajo cada célula de mi cuerpo) descubro que la abuela es un Terminator durmiente y que me ha perdonado, gracias John Connor, la vida. La seña para que pase delante es débil, muy débil, en todo caso por debajo del resoplido y el hablar por lo bajini y yo me siento bien por no esperar los 3 eones que hacían falta para cobrar todo lo que había en su carro interdimensional, pero un poco mal también sin saber por qué.
Esas personas también me ponen a caldo.

Ohhhhhhhhhhh!! Se me olvidaba. Me ponen a caldo las personas que para todo dicen "correcto". Yo creo que tienen una obsesión anal cooperativa subconsciente. Que les recuerdas la letra de una canción... "correcto". No pueden decir, hostias, es verdad. Para cualquier cosa dicen correcto, menos cuando aciertas una pregunta del trivial, que es casi exclusivamente cuando se debería de decir. Entonces ellos dicen "Si si, pero y ¿el nombre?" Tío, si contesto Buenafuente, ya sabemos de quién se trata. Es el momento de decir correcto.

-Yo creo que la teoría del eterno retorno de Nietzche es difícil de explicar.
-Correcto.
-¿Correcto qué?
-Que es difícil de explicar.

Afortunadamente ya quedan menos. Se va pasando la moda.

Creo que hay muchas cosas más que me ponen a caldo, pero no es plan de hacer una entrada interminable. ¿Correcto?

Correcto.

Hasta otra.

martes, 18 de mayo de 2010

MI CLON MALVADO


Gracias por haberme enseñado este Blog. Acaba de nacer y tiene una pinta cojonuda. Desde luego, algunas de sus viñetas, no tienen desperdicio.

http://miclonmalvado.blogspot.com/

lunes, 17 de mayo de 2010

QUE TE JODAN: POLÍTICA

QUE TE JODAN, ZAPATERO, has mentido, has recortado de sitios donde no debías. ¿Porque no mandas a la mierda la partida presupuestaria del ejército, en vez de las pensiones? ¿las subvenciones a iberdrola? ¿Las ayudas a los sindicatos que no hacen más que chupar del bote? Te contradices a cada instante.

QUE TE JODAN, RAJOY. Eres un esperpento, das pena, rodeado de chacales prestos a saltar en cuanto tu cadáver político empiece a oler. Si no fuera por la crisis JAMÁS habrías gobernado. Y ni siquiera está claro que lo hagas.


QUE OS JODAN, NACIONALISTAS VARIOS, ¿todavía estáis así? Debería daros vergüenza, al final todo se reduce a la puta pasta. Ni territorio, ni identidad, ni cultura. Cuando más os jode es cuando peligra EL DINERO. Vomitivo.

QUE OS JODAN, SEÑORITOS BANQUEROS. Sois los seres más obscenos del sistema. Lo controláis todo, humilláis a la gente, y encima sois tan imprescindibles que cuando os vais a la mierda, el pueblo os rescata. SOIS BASURA.

QUE OS JODAN, TRABAJADORES. No os unís ni a la tres. Os lo quitan todo menos las tarjetas de crédito, os quitan tiempo, os quitan libertad, os quitan valor para rebelaros. Y NADIE SE ENTERA DE NADA. Claro, hay que comer. Pagar la hipoteca. Las facturas. Os han hecho creer que la esclavitud había sido abolida, pero sólo le han cambiado el nombre. Ahora se llama trabajo digno.

QUE OS JODAN, POLÍTICOS DEL MUNDO EN GENERAL: Ya no creéis en nada. No tenéis principios sois esclavos del capital y de las multinacionales. Teméis el librepensamiento, la organización, la cultura de internet.

QUE TE JODAN, COMUNISMO: todas las personas son iguales. Y UNA MIERDA.

QUE TE JODAN, CAPITALISMO: has fracasado. Mira todos los muertos de hambre al día. ¿Cuantas personas tienen tanto dinero como el resto de los habitantes del planeta? ¿100? ¿1000? ¿10.000? Está mal repartido, eso seguro.

QUE TE JODAN, DEMOCRACIA: Siempre la zanahoria delante del burro. Con nuestras opiniones manipuladas, nuestro bipartidismo cancerígeno, nuestro avasallamiento a la empresa. ¿Que os creéis? Polancos, Pedrojotas y demás caciques, ¿que no me entero? ¿que por que sea el menos malo de los sistemas tengo que aprobarlo? Y encima tienen la desfachatez de denigrar al que no vota por principios con frases tipo: como se nota que no viviste la dictadura, si no votas no te puedes quejar y gilipolleces así.
Mentirosos!!! Y lo peor: sin consumo no hay democracia que valga. Puaj.

QUE TE JODAN, PRIMER MUNDO: Nuestra vida sería imposible sin la muerte, esclavitud, enfermedad y opresión de miles de millones de personas en todo el mundo. Ellos llevan siglos en crisis.

Y QUE TE JODAN A TI TAMBIÉN, JAVI: Tan listillo, y tan dormido como todos, pero más culpable quizá, por consciente. No haces nada nunca. Siempre te quejas, como ahora, pero no colaboras, no te pones en acción, no participas.

Quizá yo sea la pieza más idiota de todo el engranaje. Quizá no, seguro.



EL EQUILIBRIO ES IMPOSIBLE

Si algún día pudiera curar todas mis heridas, curar todas las vuestras. Pero no funciona así esta gran puta mierda maravillosa que llamamos vida. Funciona cargando el corazón, como si fuera una vulgar mochila, de todos los aciertos y todas las cagadas que cometemos mientras andamos intentando desentrañar que coño es todo esto.
Es lo de siempre, a veces todo está oscuro como el vientre de una araña, otras, la luz lo invade todo y todo brilla como si el sol naciera del centro de todas las cosas. No hay nada bueno o malo, sólo la forma que tenemos ver la historia. Claro, hay que ser Buda para controlar el sufrimiento. Yo, de momento, no puedo. Puedo estar asquerosamente contento o deliciosamente triste. Y viceversa.
¿Razón o corazón? Equilibrio. Eso sería lo ideal, claro. Frenar los impulsos, dejarse llevar.

Que razón, Iván, que razón tienes.