jueves, 15 de julio de 2010

ESCRIBO

Escribo.

Escribo y los dedos empiezan a temblar levemente, como el agua del estanque que predice los pasos del animal rugiente.

Escribo.

Noto las heridas en mi espalda. Surgen de repente, como manantiales cristalinos de donde brota el dolor. Pienso: la luna es el sol de los muertos. Pienso: nadie pone flores a las flores en los cementerios.

Pienso y escribo.

Escribir es como robar. Le robo ideas a los atardeceres. Le robo sentimientos a la canción que suena. Le robo fibras a mi corazón para coser mis lágrimas del revés y que nadie las vea.

Escribo.

Escribir es reducir mi universo a unas cuantas letras y un manojo de nervios que luchan por ponerse a salvo del mundo.

Puedo escribir en cualquier sitio si algo me parece digno de ser escrito.

Por ejemplo: el otro día el metro llegó con un grito de gigante traicionado. Pero no era un gigante, sino una serpiente blanca y reluciente. Llevaba personas dentro con tierra en la mirada. Una, concretamente, parecía a punto de romperse. Sus ojos estaban hechos de una especie de cristal defectuoso. Me miró y quise ayudarle. En vez de eso me puse a escribir.

Como ahora.

Ahora escribo sin ninguna razón en concreto. Esperando a que alguien me llame. Hace demasiado calor para hacer nada. Julio se derrite en las aceras de esta ciudad escaparate llamada Valencia. Hace demasiado calor para pensar demasiado.

Escribo.

Ahora escribo.

Hace demasiado calor para hacer algo que sea útil.

9 comentarios:

Un Rayo de Sol... dijo...

Estamos otra vez disfrutando tan
solo con un puñado de palabras
calidas y penetrantes.

radiando de alegria por leerlas
iendo a cualquier lugar con la
breve estancia en la mente de la
imaginación trepidante.

racaneando con el tiempo negociando
calculando el precio de segundos
ocultos detras de las letras.

me gusta como escribes,
o no te habias dado cuenta?

en alguna ocasion podrias
narrar momentos mas intimos,
en los que sintieras fuerte,
latidos convertidos en palabras.

bueno, esta bien,
a partir de ahora todo esta bien
lo unico que hay que hacer es
creer en nuestras palabras
o al menos sonreir cada mañana.

no se porque divago tanto
diciendo tanto palabrerio
en linea.

me gusta leerte,
aprendo a pararme a pensar
y a disfrutar de las letras
tanto como de un gran bombón
en la plaza de algun pueblo.

¿me ha atacado la locura?

OLAF dijo...

Tu escritura es ritmo, poesía, comunicas sin decir nada y lo dices todo. Escribir es tu inercia y así debe de ser. Menos mal que escribiendo te sentiré más cerca aunque me vaya a 10.000 kilómetros de distancia. Pues irradias energía. Sin tu escritura no habría llegado a ser yo, por lo tanto eres parte del proceso. Cuándo llegue a Madagascar, cogeré un puñado de arena y lo dejaré caer lentamente en el agua, pensaré en como escribes y tu tendrás más energía que nunca. Luego me follaré a una negra si puedo:) (con preservativo, si)

OLAF dijo...

Por cierto Javi, veo que has cambiado el fondo, lo has tuneado... porque será? No le pega tanto, mariquita,jaajaja.

tío, estoy muy nervioso, como si tuviese un alien en el estómago, joderrrrrr, que raro, no se q me pasa, será q se acerca el viaje, es como si me saliesen alas, tío, no puedo dejar de llorar!!!! ME CAGO EN LA PUTA!!!

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

jajajjajaja

estás en la cresta de la ola, en la cima de la montaña. Dinos lo que se ve desde allí arriba a los simples mortales, como nosotros.

¿Que divisas? ¿Amplios valles? ¿El vuelo de las águilas?

¿O quizá más montañas todavía?

Un abrazo desde mi cumbre.

anapedraza dijo...

El calor se lleva mal, pero invita a ser perezoso y dejar volar la imaginación, y algunos, como tú, lo plasmas en letras. ¡Gracias por compartirla!

Miguel

P.D. Me gusta el cambio de plantilla.

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

muchas gracias!!!


Un saludo!

anonima dijo...

que ganas de vomitar

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

no te cortes, pota!

Vlad dijo...

I love it.