miércoles, 24 de noviembre de 2010

Hoy he soñado la muerte y ha sido muy sencillo:
Nada.
Ni siquiera era una de esas tardes de domingo amarillas
de silencio empedrado y voces rotas.
No era un escenario dantesco
ni lamentos, ni fuegos, ni nubes, ni eternidad.
Sí, hoy he soñado la muerte y ha resultado ser un hecho económico:
Simple nada
¿Qué cómo sé que la nada era la muerte?
(Tus preguntas brillan como el crepúsculo en la frente de los niños)
Sé que aquello era la muerte porque tú no estabas.

martes, 16 de noviembre de 2010

SCOTT PILGRIM VS. THE WORLD

Acabo de ver esta película inclasificable y tenía que decir una cosa: Wow. Es una mezcla entre Street Fighter y Esther y su mundo. Es una mezcla barroca, indie, ciberpunk, friki, manga, anime , con diálogos trepidantes, ritmo bestial, transiciones imposibles, situaciones surrealistas. Es como si Spike Jonze hubiera secuestrado a Charly Kaufman y lo hubiera atiborrado de tripis.
Recomendable para todos aquellos que pasaron media vida en los recreativos tratando de olvidar a la chica de 8º.

Genial.


Lo mejor: en el fondo no es más que una comedia romántica.
Lo peor: demasiados combates en la segunda parte de la película.

ALGUNOS FAMOSOS TRADUCIDOS.

Muchas veces los nombres anglosajones tienen su gracia si los traduces al castellano. He aquí algunos ejemplos:



1) Federico Mercurio.
2) Roberto el del Ford Rojo.
3)Pablo Hombre Nuevo.
4)Tomás Crucero.
5)Jorge Arbusto.
6)Isabel Sastre.
7) Sebastián Criador de Cerdos.
8) Jaime Decano.
9)Alicia Llaves
10) Jaimito Página.
11) Guillermo Portales
12) Guillermo Gesto.
13) Guillermito Niebla


Gracias a Paco Me Piss por la aportación!!  Si a alguien se le ocurre otro, que me lo diga que lo pongo.

ADAPTACIÓN

Esta es la adaptación de un guión para un corto que escribí hace tiempo. Ahí va.

                              ASMA.
Despertó y notó como empezaba a tener una de las sensaciones  más horrible que puede tener un ser humano: la falta de oxígeno. No era nada grave, la verdad, el típico pitido asmático y una cierta pesadez en el pecho. Se incorporó en la oscuridad y recordó.
La fiesta había sido impresionante. La leche de marihuana había causado estragos y lo que al principio había sido una velada de risas livianas acabó convertido en un maremoto de carcajadas incontrolables y personas temerosas del THC queriendo ir a urgencias.
“La repera”- pensó Javi con una sonrisa que se estaba abriendo paso a través de un terrible dolor de cabeza.
Encendió la luz y miró a su alrededor. La habitación parecía el campo de maniobras de un ejército alienígena. La ropa tirada empapaba un charco verduzco producto del vómito, la persiana colgaba destrozada, había cucharas pegadas en las paredes, varias cajas de cd’s se apoyaban en el escritorio con restos de cocaína pegados.  Marisol, Pepe el trompeta y artistas de ese calibre habían servido de soporte.  Vio una foto de la comunión de su hermana que había servido para lo mismo. Sintió arcadas.
Respiró fuerte y un nuevo coro de pitidos llenó el aire de la habitación. Cogió la ropa vomitada y la metió en la lavadora. Desayunó un vaso de leche fría, se lavó los dientes y, ante el rápido avance del asma, decidió que ya era hora de meterse un chute de Salbutamol.
Un repentino resquemor se apoderó de él cuando vio que no estaba en la mesita de noche. Miró en uno de sus cajones y constató aliviado que había un Ventolín allí.
Lo cogió y supo, por el peso, que estaba vacío.
-Mierda- dijo mientras lo agitaba.
El ruido que hace un ventolín vacío es pobre, es un ruido mecánico, insuficiente, a todas luces incomparablemente peor que el del medicamento empujado por el aerosol.
Javi abrió la boca aún sabiendo que no iba a recibir nada a cambio y apretó el émbolo a la vez que aspiraba. Era un movimiento automático fruto de las miles de veces que lo había repetido. Nada. Vacío. El ventolín estaba vacío.
Un sentimiento de frustración se apoderó de él. Empezó a ponerse más nervioso al notar que su asma iba en aumento. Le habían dicho mil veces que el asma tiene una parte psicológica, que tratara de tranquilizarse en un caso así, pero para Javi era imposible.
Fue a la cocina y buscó en el armario de las medicinas. Sabía que era inútil, pero aún así fue a mirar. Miró en la mochila de clase. Nada. En los armarios del salón. Nada. Debajo de los cojines del sofá del salón. En el recibidor, en pantalones, chaquetas, en el baño. Nada.Volvió a mirar en varios sitios de nuevo.Nada. Miró por toda la casa y no encontró nada.
Decidió ir a la farmacia a comprarse uno.
Buscando las zapatillas, que normalmente aparecían debajo de la cama en la parte más inaccesible, encontró, finalmente, un Ventolín.
Una fuerte alegría le inundó. Ya no tendría que bajar cinco pisos andando, ni subirlos luego. Había respirado el polvo producto de varias semanas sin barrer debajo de la cama, pero había valido la pena.  Lo cogió, salió de debajo y notó que el frasco de medicamento casi estaba vacío también. Lo agitó, parecía haber tan sólo unos microgramos en su interior. El pecho le pesaba toneladas a estas alturas, así que tuvo que contener su impaciencia, calmarse un poco y coordinar bien la sonora y renqueante respiración para aprovechar al máximo la única, al parecer, dosis que contenía el bote.
Apretó.
Salió una décima parte de dosis.
Apretó dos, tres, diez veces, desesperado. Estampó el bote contra la pared, haciéndolo añicos.
Se calzó y bajó a la farmacia. En las escaleras se cruzó con una vecina que le dijo algo ininteligible. Javi sólo oía su pecho, quejumbroso,  sus inflamados bronquios luchando contra si mismos, en una coreografía fantasmal.
Al salir a la calle el sol del mediodía le golpeó en la cara con un ensañamiento brutal. Se dio cuenta de lo fresco que se estaba en su casa, en pleno mes de agosto, y de la humedad asquerosa que reinaba en el ambiente. Quizá mantener encendido el aire por la noche había  sido excesivo, quizá fuera eso lo que le había provocado el asma.
Caminó a trompicones hasta la farmacia sólo para darse cuenta de que estaba cerrada.
De repente supo que era domingo. Fiesta, leche de marihuana, cocaína, domingo. Claro.
¿Qué más podía salir mal?
Llegó a los diez minutos a una farmacia que estaba abierta siempre. Llegó jadeando. Ya le dolía la espalda del esfuerzo de respirar. Tenía las uñas y los labios morados.

-P...o..r  favo..rr- consiguió jadear.-Un bote de ventolín.

La farmacia despachaba por una pared lateral, a través de una ventanilla por la que comunicarse y una caja giratoria engarzada en la pared que servía para recibir, previo pago, el medicamento.  El farmacéutico miró con cara de estar siendo molestado y desapareció en la penumbra.
Al volver con la caja dijo:

-Son, 4, 75.

A Javi le entraron ganas horribles de reír. Se le había olvidado el dinero.

-Por.. favor.. –dijo- necesito un par de inhalaciones, pero se me ha olvidado el dinero- ¿Podría hacerme el favor? Ahora vengo y se lo pago.

-Lo siento, no puede ser.

-¿Cómo?- Javi no podía creer lo que oía.

-Pues que no puede ser. Tienes que pagar por el producto.

Entonces Javi supo que era una de esas personas cuadriculadas que si no siguen las normas pueden sufrir una embolia. Es el tipo de persona que hace el mismo camino aunque alguien le diga que hay otro más corto. O un camarero que no puede ponerte un bocadillo de lomo con pimientos, aunque tenga pimientos y lomo, sólo porque en la carta no aparece. Le miró a la cara, respiró lo que pudo y se dio la vuelta.
Se dirigió a casa. El calor era tremendamente asfixiante y su asma estaba cada vez peor. Ya sólo le entraba un hilo de aire por el pecho, que casi ni se movía.
No oía nada que no fuera su asma, no veía nada. Tan sólo ponía un pie delante de otro, tembloroso. Clamaba por el aire fresco que no podía aspirar. En ese momento, se habría abierto el pecho con sus propias manos con tal de inundarlo de oxígeno. Respirar, respirar, respirar. Eso es lo único que importa a fin de cuentas.
Llegó a su portal. Le esperaban cinco pisos. Empezó a subirlos como quien sube el último tramo de la montaña más difícil de la tierra. Se apoyaba en el pasamanos, pero apenas tenía fuerza. Le dolía la  espalda. Es curioso, pensó, que lo que más me duela sea la espalda. Siguió subiendo. Un escalón, asma, otro escalón, asma, un perro ladrando en el segundo, asma, el sol entrando por el ventanuco entre el segundo y el tercero, asma, una chapa de la virgen de los desamparados encima del visor de la puerta de la vecina del tercero, asma. El asma lo inundaba todo, lo cubría con un velo dantesco. Se resbaló.
Cayó con las manos por delante y pudo ver las uñas negras y las manos amoratadas. Consiguió  incorporarse. Ya iba por el cuarto y le entró un miedo atroz a todo lo que estaba pasando. Nunca había sido tan rápido el ataque, nunca tan fulminante.
Fiesta, marihuana, cocaína, polvo, domingo, farmacia cerrada, farmacéutico cabrón. Claro.
Llegó a su piso sumido en el dolor, la frustración y el miedo. Metió la llave en la cerradura con mano temblorosa. Acertó a la primera de entre las cien mil llaves inútiles que llevaba.
Entro en su habitación tambaleándose y vio el charco de vómito verde.
Entonces vio la luz. 
Fue dando tumbos hasta el salón, cayéndose en medio. Se dio con la cabeza en la esquina de la mesa dándose la vuelta al caer, quedando de espaldas al suelo. El techo estaba sucio y en una esquina una telaraña colgaba, marrón y espesa, balanceándose cuando el aire acondicionado expulsaba su corriente hacia ella. Se imaginó sus pulmones llenos de arañas recorriendo los bronquios de arriba abajo, nidificando, comiendo sus tejidos, poniendo miles de huevos que eclosionarían al poco tiempo. Se dio la vuelta y empezó a arrastrarse hasta la cocina.
El ruido de la lavadora se hizo más audible. 
Se arrastró hacia ella, ya sin respirar, con los bronquios inflamados completamente, cerrados por el broncoespasmo, y trató de abrir la portezuela estirando un brazo desde el suelo. Pero fue inútil, el cierre de seguridad se lo impidió.
Entonces una paz extraña empezó a invadir su mente. Notó que el dolor desaparecía conforme avanzaba una acogedora oscuridad y sintió ganas de agradecer a la muerte su visita.
Cuando casi había cerrado los ojos por completo, el ruido de un objeto chocando contra el plástico del ojo de buey de la lavadora, le hizo abrirlos por última vez.
Al verlo, sólo pudo sonreír. Desde el interior del electrodoméstico un Ventolín giraba insultante, llenándose de jabón y de muerte sin sentido.

ESPERO

Espero,
los párpados me pesan como lápidas, 
como estrellas viejas,
los brazos me cuelgan  como  lianas tristes.
Aún así, espero.
Esperar es convertir el tiempo en  asesino
ir cosiendo minutos a mis cartílagos
mirar la oxidación de las ratas y las margaritas.
Aún sabiéndolo, espero.
Espero porque sé que hay alguien capaz de hacer estallar este poema
destrozar su angostura
sacarle punta y luz y quizá algo de sentido
reventar el tic tac milimétrico
sustituir para siempre la tiranía de mi reloj por sus latidos

ME VOY A LA CAMA

lunes, 15 de noviembre de 2010

Acantilados

Puede que la luna desaparezca en la oscura noche definitiva
que se disuelva en las colinas del éter
y ya no duerman los pájaros sobre su encanto oscuro.

Puede que se conviertan los peces en piedras de colores
los campos de yerba en alfombrados cristales
las aristas del viento en flechas encendidas

puede que todo se desmorone como un gigante drogado
o un niño sin estrellas
o un dios sin nadie que le crea.

Pero yo no soy luna, ni dios, ni flecha,
y nunca más seré un niño sin estrellas
tu iluminas tus acantilados como un faro travieso
me guías hacia tus costas de plata
y quiero encallar en ellas hasta que la luna aparezca de nuevo sonriente.

jueves, 11 de noviembre de 2010

RELATO ¿ENTENDIBLE?

Me gustaría que, quien lo leyera, me dijera si la paradoja temporal de este relato es fuerte, coherente y entendible. Gracias.

                                                         EL VIENTO DEL UNIVERSO.

A  todos los suicidas se les concede un último deseo antes de morir. Tienen una centésima de segundo para decidir y la mayoría se decanta por el “no quiero morir”.
Los demás deseos no tienen tiempo de formularse y los avariciosos tipo “quiero ser millonario y vivir de las rentas”,  o egoistas “quiero que ella me ame para siempre” pronto se pierden en los meandros del silencio y la nada.
Por eso, el cosmos entero debió coger aire sorprendido ante la elección del imprudente Salva: “Quiero ser inmortal”, había deseado. Nada más lo hizo se levantó del suelo, desorientado, y vio a un doble suyo. Aunque quizá sería más apropiado decir que era otro él. Parecía triste.

-Después de tantas eras esperando, de tanto vacío y silencio infinito-Dijo con una voz que parecía recoger toda la tristeza y toda la soledad del tiempo.-y no he llegado a la hora precisa.

Salva, que  era muy lógico, pensó que había tenido una alucinación.
Después de este extraordinario episodio, su vida cambió de manera radical .Poco a poco, inmortal como era, veía a  la gente  morir a su alrededor, pero eso a Salva no le importaba. Estaba feliz de tener lejos a la muerte. Pasaba desapercibido como una nube cualquiera del cielo. Nadie se fijaba en él y cuando lo hacía  Salva se iba con un pesar que desaparecía al cabo del tiempo. Y tiempo tenía de sobra.
Al principio se fijaba en como cambiaban las generaciones y luego el tiempo empezó a estirarse,  en vez de relojes usaba siglos y  Salva se fijó en los cambios más a gran escala, como los cambios de civilizaciones y la alternancia de glaciaciones y periodos cálidos. Vio crecer la selva donde antes sólo habitaban escorpiones y desiertos.
Pronto fue el ser vivo más anciano de la tierra y una extraña melancolía se apoderó de él durante siglos.
Un buen día decidió terminar con todo. Subió a lo alto de un volcán  y se tiró al rugido de lava que lo llamaba con un canto hipnótico e incandescente, pero su cuerpo no se deshizo en el plasma y se vio nadando en ese mar imposible. Fue entonces cuando sintió el miedo reptando por su espalda, furtivo, como una serpiente atroz y áspera. 
Empezó a caminar por el mundo sin dirección. No comía, no dormía, no respiraba. Sólo ponía un pie delante de otro. Atravesaba guerras, cordilleras, vírgenes, y siempre estaba en marcha. 
El ser humano murió reemplazado por otras criaturas y Salva tuvo que esconderse. Duraron mucho más que los humanos e inclusos los superaron en crueldad,  pero sabía que la nueva especie reinaría solo por un tiempo y fue prudente y esperó, y esperó, y esperó.
El Sol murió y la vida de la tierra con él. Se secaron los océanos y el planeta fue una roca árida y negra  en la que ningún ser vivo, excepto Salva,  ponía en ella su pensamiento. Al cabo de millones de años un meteoro gigantesco chocó con la gran roca muerta. Fue tan violento el choque que la pulverizó en una explosión de millones de megatones de potencia. Toda la galaxia se estremeció. Pero Salva estaba recompuesto en cuestión de segundos, si es que alguna vez había sufrido el más mínimo rasguño. Flotó a la deriva por la soledad del universo y conoció criaturas horrendas impensables y seres que habrían hecho destilar lágrimas de belleza tal que no existía medida astronómica capaz de dar la cara y calificarlos. Siempre se les acaba el tiempo y Salva los veía desaparecer como granos de polen llevados por el viento del universo. Vagó y observó y quizá se volvió loco, o quizá la mente dejó de ser un vehículo y se dejó llevar por el vacío, descansado en las eras, mecido en las estrellas.

Fuera ya de las orillas del tiempo Salva notó que el universo se contraía inexorablemente, como cualquier anciano, y previó el ciclo de las cosas y estuvo más allá del principio. Puede que entendiera, pues su mente, a estas alturas, era tan poderosa como el universo, o puede que no, pues su mente no existía. Salva vio al universo nacer de sí mismo y  vio otros universos cerca del suyo, independientes, sin nada descriptible en medio, nada que se pueda nombrar.  Deseó ir a explorar otro universo, pero primero tenía que completar otro ciclo en el suyo. Quería advertir a los humanos, quería explicarles, enseñarles, quería darles a entender todo lo que él sabía. Así que bostezó y un conglomerado de cuerpos celestes formó primero una galaxia y luego la tierra, tal como estaba previsto. Al cabo de un suspiro la vida campaba a sus anchas. Y en un pestañear, Salva vio nacer al hombre. Pronto fue a su ciudad a conocer a su otro Salva para advertirle, para decirle todo lo que había hecho mal, en todo lo que se había equivocado en la vida. Podía forjar su personalidad de otro modo, ser un triunfador orgulloso, un santo, un inventor confiado, podía decirle todos y cada uno de los secretos de la vida, incluso desvelarle su sentido. Ningún camino le llevaría ahora a la desesperación del vacío y el aire atravesado. Haría de su otro Yo, un prohombre, alguien que guiara a la humanidad en medio de la oscuridad y el desconcierto, un mesías, un Dios, pero este, verdadero.
Iba caminando sumido en sus pensamientos cuando  una sombra se apoderó de su perspectiva. Tuvo el tiempo justo para verse caer y estamparse contra el suelo. Deseó que estuviera muerto, pero en lugar de eso, lo vio levantarse desorientado y se lo quedó mirando, como preso de un hechizo o una alucinación.  De pronto, algo nació del recoveco más profundo y olvidado de su cerebro haciendo que su boca pronunciara unas palabras  perdidas hace eones.

-Después de tantas eras esperando, de tanto vacío y silencio infinito.-Dijo con una voz que parecía recoger toda la tristeza y toda la soledad del tiempo.- y no he llegado a la hora precisa.

¿LA MEJOR ARENGA DE LA HISTORIA ?

William Wallace a su lado parece una nenaza.



BACO

video

ARTE URBANO

Un chaval que conocí en mi pub iba poniendo sombrillitas de colores, estas que se ponen en los cócteles, en todas las mierdas que iba encontrando en la ciudad.

¿A alguien se le ocurre alguna acción así? Algo con mensaje. Si alguien tiene alguna idea estaré encantado de oírla.

Yo ya he pensado una. Mañana salgo a la calle con un gran rotulador rojo.
Ya iré colgando fotos de mi idea por aquí.

J.A. GOYSTISOLO

PALABRAS PARA JULIA

Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.

Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.

Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.

Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.

Un hombre solo, una mujer
así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.

Pero yo cuando te hablo a ti
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otra gente.

Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.

Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti
como ahora pienso.

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.

Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.

Perdóname no sé decirte
nada más pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.

Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

NERUDA

Eres toda de espumas delgadas y ligeras
y te cruzan los besos y te riegan los días.
Mi gesto, mi ansiedad cuelgan de tu mirada.
Vaso de resonancias y de estrellas cautivas,
Estoy cansado: todas las hojas caen, mueren.
Caen, mueren los pájaros. Caen, mueren las vidas.
Cansado, estoy cansado. Ven, anhélame, víbrame.
Oh, mi pobre ilusión, mi guirnalda encendida!
El ansia cae, muere. Cae, muere el deseo.
Caen, mueren las llamas en la noche infinita.

Fogonazo de luces, paloma de gredas rubias,
líbrame de esta noche que acosa y aniquila.

Sumérgeme en tu nido de vértigo y caricia.
Anhélame, retiéneme.

La embriaguez a la sombra florida de tus ojos,
las caídas, los triunfos, los saltos de la fiebre.
Ámame, ámame, ámame.
De pie te grito! Quiéreme.
Rompo mi voz gritándote y hago horarios de fuego
en la noche preñada de estrellas y lebreles.
Rompo mi voz y grito. Mujer, ámame, anhélame.
Mi voz arde en los vientos, mi voz que cae y muere.

Cansado. Estoy cansado. Huye. Aléjate. Extínguete.
No aprisiones mi estéril cabeza entre tus manos.
Que me crucen la frente los látigos del hielo.
Que mi inquietud se azote con los vientos atlánticos.
Huye. Aléjate. Extínguete. Mi. alma debe estar sola.
Debe crucificarse, hacerse astillas, rodar,
verterse, contaminarse sola,
abierta a la marea de los llantos,
ardiendo en el ciclón de las furias,
erguida entre los cerros y los pájaros,
aniquilarse, exterminarse sola,
abandonada y única como un faro de espanto.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Y AL SÉPTIMO CAPÍTULO, RESUCITÉ.

Por fin ha salido el séptimo capítulo de Downton Abbey. No me canso de hacer proselitismo de esta serie...

http://www.seriesyonkis.com/serie/downton-abbey/

martes, 9 de noviembre de 2010

VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA

Siempre me ha gustado más ver una peli en versión original subtitulada. Considero la voz del actor, su inflexión, entonación y habilidad para cambiarla según el personaje el 50% de la actuación. En realidad la idea del doblaje me parece descabellada y es responsable, en gran parte, de que los españoles seamos una de las comunidades con peor acento a la hora de hablar inglés.
Afortunadamente, gracias a internet, todo eso está cambiando. Amigos que antes no soportaban leer subtítulos con la triste excusa de que no les daba tiempo a leerlos o la más triste todavía, que se perdían cosas de la imagen, están papeándose las últimas novedades (casi siempre estadounidenses, siempre en la cima de la ficción televisiva) con subtítulos. Ahora, de repente, a nadie parece importarle.
Escribo esto porque he flipado con una página en la que muchas personas traducen a la vez un capítulo y es supersencillo. Sólo tienes que rellenar un cuadrado con el diálogo en cuestión. Ahora mismo se está subtitulando un capítulo de House y hay más de 30 personas en ello. La página te dice el porcentaje de capítulo que está subtitulado. Cuando he empezado a escribir esto iba por el 4%, ahora está al 24%. Vale que hay fallos garrafales (hasta yo me doy cuenta) pero, oye, se lo están currando porque sí.

Internet, a parte de las ventajas que todas conocemos, está siendo el catalizador de una ola de altruismo como nunca antes se había visto. No sólo este ejemplo, hay muchos más.
Internet es el sueño del Anarquista, un mundo sin fronteras y sin gobiernos, sin reglas, que sobrevive a pesar de todo y crece y es imparable.

Larga Vida a La Red.

NADA QUE DECIRSE

No sé si a vosotros os pasa
pero yo a veces escucho la risa de las piedras
veo la digestión de los autobuses y la eterna claridad de algunas alcantarillas.
No pasa siempre, desde luego
Pero a veces veo cómo las nubes se disputan los tejados
cómo algunas aves tratan de robarnos el cielo
como gritan los buzones las cartas de amor que ya no se escriben.
No sé si a vosotros os pasa
Pero yo a veces noto un frío sepulcral en las monedas y en las flores
en la fina huella efervescente de las olas
en la voz de los amantes que no son más que barcos sin destino
o elefantes en busca de su cementerio
o simplemente personas que no tienen ya nada que decirse.

lunes, 8 de noviembre de 2010

¿A LA ROMANA O CON SALSA VERDE? ¡UNA DE CALAMARES!

HAY QUE VER LA DE BICHOS RAROS QUE HAY EN EL MUNDO.

EL ESPACIO QUE DEJA VER MI PUERTA ABIERTA

A veces me pregunto si la belleza que hay derramada en el mundo es suficiente para contrarrestar toda la mierda. (Hubiera querido poner otra palabra, pero esta es la más adecuada). Veo a mis padres, casi ancianos, cruzando el espacio que deja ver la puerta abierta de mi habitación y la visión me resulta increíblemente triste. Ellos han luchado contra todas las trampas que les ha tendido esta cosa absurda, incomprensible,  y no elegida que llamamos vivir y están juntos y se ayudan el uno al otro en estos momentos duros tan injustamente prolongados. Justicia es una palabra que se la suda a la vida, claro.  Debería sentirme contento de verlos juntos, al pie del cañón, capeando el temporal. 
Debería, después de casi 10 años viviendo sólo, dejarlos en su vejez, venir a visitarlos con un hijo, una mujer y un trabajo decente, pero estoy aquí, como un jodido adolescente, sólo que tengo 32 años y ya tengo unas cuantas heridas de guerra.  Lo peor es que sé que no son las últimas. 
Es curioso,  Baco, nuestro perro medicina,  duerme ajeno a los problemas, más que nada por que no tiene.  Quizá el don de la inteligencia no es más que otra trampa. Somos el único animal que adora lo superfluo, que pierde el tiempo en estupideces. Decidme si alguien ha visto algún gorila en la selva o un ciempiés donde coño viva, o un león de la sabana, haciendo algo superfluo, complicándose la vida.  ¿Cuándo comenzamos a ponernos capas de “innecesariedad”? Ya ni siquiera podemos mirar a lo lejos,  nuestra visión está plagada de edificios, carreteras,  autobuses, pantallas. ¿Cómo afecta esto a nuestros ojos, a nuestra alma?
Ya ni siquiera es posible el silencio.
Pero entonces sucede algo. El discurso sincero de un amigo que te quiere, que confía en ti sus intimidades, el cálculo imposible de las constelaciones*,  la dulce arrogancia de luna,  una canción  triturando el tedio.
Entonces me cojo a eso, me alimento de eso y sello los distintos almacenes de tristeza que guardo en mis pupilas, en las canas que poco a poco me van apareciendo, y me digo que estoy vivo (esta es la mayor obviedad desapercibida del hombre) pero voy a morir (esta es la segundo mayor obviedad desapercibida del hombre) y no puedo permitirme el lujo de perder el tiempo en hacer otra cosa que no sea amar y divertirme. 

HOLI

La india es un país sorprendente. Y una de esas sorpresas es la festividad de Holi. Se celebra la entrada de la primavera mediante la quema de enormes hogueras (¿A que os suena esto, valencianos?) y explosivas batallas de polvos de vivos colores. 

AHORA IMAGINAD QUE SOIS NIÑOS Y ESTÁIS EN UNA DE ESTAS CELEBRACIONES.













Aunque la verdad, tiene pinta de que los mayores también lo pasan guay.

EL PRIVILEGIADO

Alguien, alguna vez, vio esto por si mismo.

viernes, 5 de noviembre de 2010

SONY DEJA DE FABRICAR SU WALKMAN

Lo extraño es que lo siguiera haciendo. ¿No? Vale que fue una revolución, vale que se pudiera escuchar a todo trapo The Final Countdown de Europe... pero ¿Por qué demonios lo seguían fabricando a estas alturas?  La respuesta:  ¡Porque molaba!

ESTO ES UN REGALO

Esta maravillosa carta la escribió una amiga mía, Mabel, para otros amigos míos de Calpe recién casados, Such y Saray. El regaló ha consistido, en lugar del sobre con la pasta, un viaje de fin de semana a Granada a tutiplén.

He aquí la carta:

El viaje

            La vida es un viaje, en el que embarcamos sin darnos cuenta, y de esta manera, vamos recorriendo cada uno de sus dias, acompañados de gente, conociendo  personas nuevas y dejando algunas por el camino. Ahora, vuestro viaje ya no será el mismo, vais en la misma dirección.
            No todo el mundo tiene la oportunidad de viajar con la persona a la que ama, y tampoco de ser amado durante el trayecto, y por supuesto, no todos tienen la suerte de tener a tanta gente queriéndolos en diferentes paradas. Hoy celebro eso, que podais disfrutar del amor de todos los que os rodean porque es un privilegio  y que os ameis el uno al otro sin escatimar en intensidad, porque los avatares de la vida con tu gente, son más débiles, y las sonrisas en compañía de quienes quieres, el elixir de nuestra existencia.
            Todas las personas trabajan muchas horas, y dejan de lado el trabajo más largo y costoso, la conservación del frágil y maravilloso amor y el mantenimiento de la ilusión del primer dia. Es largo porque ha de trabajarse todos los dias restantes contando segundos y minutos, y costosos porque la pereza, el aburrimiento, la ira...se apoderan de nosotros en ocasiones cegándonos de lo realmente importante, pero la recompensa es tan grande, que mereceria vivir cuatro vidas mal por alcanzarla,, .el amor eterno.
            Os deseo el amor eterno y una vida llena de sonrisas.
            He decidido, desviar vuestras rutas momentáneamente para que os cargueis de felicidad y amor en un paraje inimitable, y así sigais cultivando vuestro idilio con fuerza y alegria.
            En una ciudad de nuestra España, bajo el influjo árabe y el sol mediterráneo, os espera una humilde morada para que podais aposentaros  resfrescaros, comer (solo el desayuno) y cargar pilas para salir al encuentro de una de las maravillas del mundo.
            Me he permitido el gusto de recalcar los puntos de importancia de la ciudad para que goceis de tranquilidad y disfruteis el uno del otro.
            Un paseo bajo la luz de la luna por los palacios Nazaríes, os recordarán quan importantes sois,
            y por último, os dejo en manos de los expertos para que vuestros cuerpos descansen de este trayecto tan pesado de nuestros dias y os haga soñar con un sueño tan bonito, que sólo pueda superarlo la realidad que vivís estando juntos.
            Para vosotros, un viaje intenso, cargado de felicidad, amor y  sonrisas. Un viaje pleno, durante todo el recorrido.

jueves, 4 de noviembre de 2010

EL ARTE DE OLAF

Tengo un amigo que se fue de montador, director, guionista y quién sabe que más cosas a una productora en Mayotte, cerca de Madagascar. He aquí un trabajo para una constructora. Es la leche, se aleja bastante de lo que son los vídeos industriales demostrativos asquerosos de toda la vida.


Olaf Superhero from Olaf González Schneeweiss on Vimeo.