miércoles, 29 de diciembre de 2010

SOBRE LA LEY SINDE Y ALEJANDRO SANDEZ

Hace poco salió un artículo en un periódico de tirada nacional de Alejandro Sandez completamente fuera de tono llamando talibanes, proxenetas y ladrones a todas las personas que se descargan archivos de internet.  Dice que se está acabando así con el mundo de la cultura. Madre mía.
Alejandro, imbécil, tus canciones no entran en el mundo de la cultura. Si acaso en el mundo del pop comercial de consumo masivo.  Por otra parte, gilipollas, el intercambio de archivos es un avance descomunal, de la importancia de la imprenta en su día, para la difusión de la cultura. A ver si te crees que la gente, con su sueldo de 900 euros puede ir al cine a 8 euros la entrada o comprarse Cd's a 18.  Nos llamas ladrones. Voy a darte una lección de castellano, que se ve que tu mente, afincada en Miami y dedicada exclusivamente a evadir impuestos no entiende bien las diferencias de significado entre las palabras copiar y robar.  Si yo tengo una bici y me la robas me joderá bastante y me tendré que ir en bus al cine. Robar esta mal. Si yo tengo una bici y me la copias... ¡nos podemos ir al cine los dos en bici! ¿Ves la diferencia?

Entiendo que tengas miedo, como lo tuvieron los mineros o los trabajadores de los altos hornos cuando su industria se reconvirtió acuciada por los avances tecnológicos en otros países y el abaratamiento de los costes y la mano de obra... pero presta atención a lo que te digo: la revolución internetera es imparable, da igual cuantas leyes salgan, sólo retrasarán la movida... unas horas. Quiero decir con esto que te adaptes: haz más conciertos, baja los precios de los CD's (más) y vende tu música a Spotify... Ah, ¿Que eso ya lo has hecho? Pues es una pasta...
Dices que esto perjudica a los artistas más pequeños que los grandes siguen vendiendo... Jajajajjajaja. Claaaaaaaaaaaaaaaaro. ¿Has oído hablar de Myspace? ¿Has visto la proliferación de festivales musicales en España? ¿Has visto la agenda cultural de cualquier ciudad? La difusión que proporciona la red para la gente que empieza es impensable hace 15 años.
Nos llamas Talibanes a los que bajamos archivos de la red, tu hipocresía es increible cuando se te olvida mencionar que la ley sinde otorgaba poderes a una "comisión" (integrada por la SGAE, entre otros) para cerrar webs sin pasar por un juez, lo cual vulnera derechos constitucionales. ¿Te imaginas cerrar Google? Al fin y al cabo es un web y en ella puedes encontrar la forma de fabricar drogas, bombas, gas saarín, incluso puedes ver videos pedófilos. Creo que Google no lo van a cerrar sin una orden judicial, ¿verdad?
 Que quieres que te diga, idiota de los cojones, me parece bastante hipócrita que se te olvide mencionar el canon en tu artículo, ese impuesto que graba a cualquier soporte digital susceptible de almacenar archivos, es decir: cd's dvd's, mp3, iphones, telefónos móviles, discos duros, discos duros extraíbles, televisores con memoria, pendrives, y más cosas que seguro que olvido. Ah si, las cintas TDK de toda la vida, seguro que también. Un canon preventivo, al más puro estilo NeoConservador, a lo Dick Cheney, "por si copiamos". Eso es dinamitar uno de los pilares del estado de derecho y de la democracia, esos dos conceptos tan idolatrados y devalúados si miramos su definición y lo que es en realidad, llamado PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. Es decir, que hasta que salió el canon, en este país se era inocente a no ser que se demostrara lo contrario. Te parecerá una tontería porque tus impuestos y tú vivís en Miami y allí las cosas son distintas.
Mira, de todas formas es inútil lo que estás haciendo, intentas parar al mar, apagar el sol, poner puertas al universo. Deberías gastar tus energías en hacer buena música, macramé, o lo que te salga del culo (o te entre), en vez de escribir artículos como ese. Estás a un paso de convertirte en Ramoncín.


Sinceramente, que te dén.

5 comentarios:

Lunien dijo...

Hola Javito. No voy a entrar a discutir punto por punto tus más que discutibles argumentos sobre el mundo de la creación artística. Primero porque me tiraría edades y segundo porque lo tienes todo tan claro que no conduciría a nada. Te diré sólo una cosa... El problema entre los que estamos a favor de la ley y los que estáis en contra no se soluciona con un "que te den", eso ni es demócrata ni es justo ni es nada "civlizado"; en todo caso fascista. Los problemas se resuelven pactando, cediendo un poco ambas partes, llegando a acuerdos. Ese y no otro fue el espíritu de nuestra constitución: nacionalistas, centralistas, comunistas, conservadores... Se sentaron y "pactaron", llegaron a "acuerdos" Con esa actitud de "si no te gusta te jodes porque esto es imparable" todavía estaríamos en guerra civil. Hay que saber ceder un poquito, nene, ¿no crees? Un abrazo muy grande.

kikae dijo...

el problema, Dodi, llega cuando un grupo de presión financiado por megacorporaciones discográficas, amenaza a gobiernos para conseguir que aprueben leyes antidemocracia. Te recuerdo que uno de los valuartes de la democracia es la división de poderes. Pues bien, esta ley que apoyas, se carga de un plumazo el poder judicial, dándolo a un grupo de personas elegido a dedo según conveniencias privadas.

Hay que saber ceder, estoy de acuerdo, pero también hay que saber dónde plantarse. Estoy bastante de acuerdo en cosas en las que no se puede ceder, con Enrique Dans en esta entrada de su blog http://www.enriquedans.com/2010/12/los-limites-del-dialogo.html

Creo que resume casi todo lo que te quiero decir en esta respuesta...

bsitos!!!

Lunien dijo...

¡Quicorro, el amo del festorro! :)
Me he leído el artículo. Es un tipo listo, pero me huele a neo-liberalismo que tira pa'trás; o sea, que ya tenemos el tema politizado. En serio, no quiero meterme ahora a hablar de política.
Te diré lo que considero la clave del problema: los intereses del creador y los intereses del que se aprovecha de sus creaciones para ganar dinero. Sí, ganar dinero, porque detrás de todo esto no está ni la libertad ni un mundo más feliz, se trata de intereses económicos. ¿Los de tus grandes corporaciones contra los de los dueños de las páginas? De acuerdo pero... ¿Quién de los dos le paga al artista por su producto para luego hacer dinero a partir de ello?
Yo no soy abogado, Quique, así que no sé mucho de leyes, pero sí sé que hay vacíos legales y que estamos ante uno de ellos. La Ley Sinde es el primer intento de parchear el problema, pero por algo hay que empezar. Es muy fácil decir... "La cultura debe financiarse con el negocio que genera, en base a prácticas que se acomoden a los tiempos que les ha tocado vivir" pero no decir como ni cuando. Hay algo muy cierto en lo que dice tu colega el liberal: los derechos de los autores no pueden estar por encima de los de los ciudadanos. De acuerdo, la Ley Sinde vulneraría nuestro estado de derecho... Y según la constitución las páginas de descargas no vulneran el derecho de los autores. Sin embargo... ¿No será que los derechos de los ciudadanos están claramente protegidos y los de los autores todavía no tan claramente? Por eso apoyo la ley, porque es el primer contraataque a esa problemática. Recuerda, coleguita, que las leyes no son sistemas perfectamente cerrados cual Minas de Moria, están llenos de contradicciones como meras craciones humanas que son.
¡Feliz año! :)

Javi, también conocido como "el pulgas" dijo...

a adaptarse, coño. Viva Spotify. Además: ES IMPOSIBLE PARAR ESTO.
Está claro que el gratis total no puede ser. Yo pagaría 20 euros al més por una tarifa plana de pelis.
joder que si los pagaría.
No se por qué, en realidad, la ley ha causado tanto revuelo, si no sirve para nada. Tardan 4 días en cerrar una página y se tardan 4 minutos en subir el código fuente de nuevo, esta vez en un servidor acogido a las leyes de... no sé, Botswana? Sri-Lanka? Marte?

Quizá la gente mayor o los antitecnología (esa gente incapaz de relacionarse con aparatos electronicos) no sepan encontrar la nueva página de descargas, desistan y les de por comprar cultura. Pero las nuevas generaciones, prácticamente hackers desde su nacimiento, seguirán descargando.

Lunien dijo...

Sí, es imposible pararlo... Y también el cambio climático, y el hambre en el mundo, y las injusticias sociales... No te jode. Además, aquí nadie habla de pararlo, sino de regularlo un poco para que TODAS las partes implicadas estén más o menos conformes. Ahora mismo no se da el caso: TODOS los internautas y TODOS los dueños de páginas de descarga están contentísimos; sin embargo no conozco a ningún músico (y conozco a unos cuantos) que esté "contento" con el tema.