jueves, 6 de enero de 2011

QUERIDOS REYES MAGOS 2

Sois unos cabrones. No me habéis traído nada de lo que os he pedido. Ni gallinas, ni cabras, ni inteligencia, ni maña, ni sabiduría extra. Pandilla de impostores. Yo os dejo la bebida preparadita en la mesa del salón y lo único que he encontrado al despertar ha sido a mi perro tirándose un pedo tumbado con las patas hacia arriba. Se alegraba  mucho de verme y se tiraba pedos distribuyéndolos cándida e inocentemente con el movimiento de la cola en una combinación letal más propia de una mofeta acorralada.
Hoy, levantado gracias a mi ancestral reloj Peterpánico, a las 5:30 de la mañana ya estaba de pie, con la estufa encendida (he esperado a que el perruno gas del ambiente se disipase) y mirando la soledad de mi alrededor.
Me pregunto si me he levantado tan pronto con la subconsciente esperanza de encontrar a Melchor, Gaspar y Baltasar en mi salón.
En fin, que no, que allí no había nada, así que me he puesto una excelente película, Michael Clyton y me la he papeado tan pancho. Durante unos instantes, he tenido que pararla para hacer unas fotos desde mi porche.



2 comentarios:

MARIA dijo...

Joer, pero mira que vistas!!! Ese es el mejor regalo. Difruta ; D

Charlotte Sometimes dijo...

Uolas! Pasaba por aquí,... Y eso te pasa por haber dicho que te habías portado como el culo! jajaja ;) De todas formas, los reyes maJos han pasado de tí, pero menudo regalazo para tus ojos (y, por suerte, los míos ahora). Precioso.