lunes, 3 de enero de 2011

Son las 2:57 de la mañana y no tenía previsto acostarme tan tarde.
Tampoco tenia previsto ser cuchilla
ni laberinto
ni siquiera alcanzo a comprender muy bien porque florezco a veces.
Ahora son las 3:02 de la mañana y  las estrellas parecen una distorsión
juguetes rotos
los agujeros del cielo.
¿Que habrá detrás de tanto silencio?
Bichos
las estrellas son  ojos de bichos olvidados en las profundidades.
Joder,
son las 3:09 de la mañana y más me valdría haberme acostado
a las siete de la tarde.

No hay comentarios: