jueves, 20 de enero de 2011

S.O.S DEMOCRACIA II

Más cosas sobre el nuevo partido.

No creemos en las viejas definiciones políticas. Izquierda, derecha, comunismo, capitalismo... Todo esto son conceptos de siglos pasados que ya no tienen sentido, excepto para aprender de los aciertos y errores de cada ideología, pues todas tienen de todo. En lugar de eso creemos en el derecho de la gente a no ser tomada por idiota y en el poder de la mayoría para tomar decisiones. Quiero decir que por ejemplo, un votante del PP, no está de acuerdo con que revoquen la ley del matrimonio homosexual. El tío es gay y vota al PP (me consta que los hay y muchos). ¿Por qué no puede votar en referendum esa ley en concreto? ¿Que lo impide? ¿La tecnología? Evidentemente no. En suiza llevan décadas así.  Quizá cierto desapego en España por mover un dedo en cuanto al bien común. Ese si podría ser un problema. En fin, me encantaría comprobarlo.

Por otra parte, lo malo de decidir siempre lo que quieran las mayorías es el siguiente problema. Ruego respuesta meditada para quien tenga la solución.

¿Como se puede proteger a una causa justa minoritaria de una causa injusta mayoritaria? Es más, ¿como se puede saber lo que es justo o no? Hay cosas obvias. Pero otras, pues no tanto. 

Bueno. Seguiré colgando más reflexiones acerca del nuevo partido y la esencia de su génesis.

2 comentarios:

anapedraza dijo...

No eres el único que piensa así.

Miguel

Anónimo dijo...

Yo creo que la unica forma de proteger los intereses de las minorias es que los intereses de la mayoria sean intereses empaticos, esto es, que busquen un "bienestar" de tipo general mas que el bienestar de una clase, colectivo o ideologia. Para mi la ecologia representa el interes mas empatico en ese sentido porque se reduce a las condiciones fundamentales del bienestar humano: la salud de TODOS los hombres presentes y futuros. Vota empatia, vota verde. :)