viernes, 24 de junio de 2011

A MI HERMANA ROSA....

Una noche en valencia, mi hermana y yo estuvimos pensando algo para cantar que fuera festivo y en plan protesta. La canción tomaba prestada la melodía de "un elefante se balanceaba en una tela de araña" y la sustituimos por "un banquero se balanceaba sobre una burbuja inmobiliaria, como veía que se rompía fueron a intentarlo con islandia" esto claro, no es un bucle, pero lo cantábamos igual. Al final, en la mani del 19j  caló bastante y la sabiduría popular la ha modificado a esto. Me flipa que haya llegado a murcia.  Mirad alrededor del minuto 2.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=qJ4a0mw64pw#at=118

Nunca había sido coautor de una adaptación de canción popular. Mola.

 

domingo, 19 de junio de 2011

19.06.2011


Hoy es el día de sentirnos fuertes
de saber que el esfuerzo tiene sentido
de conocer el verdadero significado de la palabra utopía.
Hoy es el día de la victoria a  través de la paz
de las sábanas henchidas de esperanza y rabia
de la satisfacción que brinda el saberles pendientes de nosotros.
Hoy es el día de mostrar sabiduría y pedir justicia
de hacer pensar a los chacales en sus madrigueras
de alimentar las calles y olvidar el embrujo de los escaparates.
¡A las calles! ¡Vamos! ¡Todos a las calles!
¡Quitemos a los bancos las llaves del presente!
¡Vendamos de saldo los mercados!
¡Financiemos con su desfachatez nuestra alegría!
¡A las calles! ¡Pronto! ¡Despertad, adormilados!
Si no salimos todos
Hoy será el día que mañana no estudiarán los niños en sus colegios privados.

sábado, 18 de junio de 2011

RESPUESTA A SU PEDANTE MAJESTAD


Tengo que admitir que hubo un tiempo en el que te admiraba No te conocía de la tele ni de tus artículos, tan sólo de unos cuantos libros. Entre ellos, El camino del corazón. Te perdonaba el estilo pedante a cambio de tu sabiduría. Pero poco a poco, con el paso de los años, he visto "actuaciones" tuyas en la tele y he leído artículos de opinión  que me han dado vergüenza por su contenido retrógrado y su histriónica pedantería, que no es más que un aburrido y mal entendido fuego de artificio. Si fueras buen escritor sabrías que el adjetivo, cuando no da vida, mata. Y que la repetición duerme. Pero lo que más me jode de ti es una característica tan alejada del hombre verdaderamente sabio: la soberbia. Tus artículos la destilan por los cuatro costados. El último, escrito al más puro estilo Jimenez Losantos, es una sarta de gilipolleces e insultos tan, tan, tan chabacano (aunque disfrazado con datos super cultos chachis que te cagas) que cuesta creer que haya sido escrito para otra causa que no sea la de aparecer en Twitter como un idiota.
Tío, puedes insultar a quien quieras, pero llamar a Punset tartufo de sacristía te convierte automáticamente en un soberano idiota, un bufón atragantado y rebuznador tontiloco (por poner insultos pedantes rimbombantes que no quede).
Por otra parte la calidad artística, humana y ética de Jose Luis Sampedro, por poner un ejemplo de esos que tú llamas terroristas morales, es gargantuesca (algo así con un dinosaurio de grande) comparada con la tuya. ¿Por qué hablas de moral y no de ética? Cada vez te pareces más a los curas que tanto criticas. Sé que esto no te va a sonar muy razonable, y que, como gnóstico declarado,no me lo pasarás por alto, pero ¿Sabes cuando estás con alguien dos minutos y "notas" que es una buena persona? 
Sólo tengo que comparar tu mirada con la suya para saber la calidad de ambos. Él sonríe de verdad. Tú sólo enseñas media sonrisa.  Él ya le daba clases de economía a Losantos, tu amiguete, cuando ambos erais jóvenes miembros radicales del partido comunista de cuyo seno os catapultasteis ambos al otro extremo. A eso tú lo llamas en tu artículo cambio evolutivo. Yo lo llamo falso cambio involutivo.
Sánchez Dragó, hoy he visto confirmado cómo un saber enciclopédico puede estar al servicio de la estupidez.
Gracias por la lección.

viernes, 17 de junio de 2011

TRISTEZA.

El otro día fui a cenar con unos amigos. Estaba siendo una cena agradable. Siempre mola hablar de política si todo el mundo está más o menos de acuerdo. Sino también, pero no cenando porque puede llegar a amargarse un buen manjar. El caso es que estábamos poniendo a parir a los políticos, expresando ideas, intercambiando opiniones acerca de como podría funcionar una democracia más participativa. En una cosa estábamos de acuerdo: los políticos actuales están al servicio de los mercados y los banca privada.  La economía entera Pues bien, en medio de esa energía se me ocurrió preguntar a un amigo de toda la vida si iba a ir a la manifestación. ¿Cuando es? Me preguntó. Y antes de que yo dijera "el domingo",  ya sabía la respuesta. "Depende de cómo acabe el sábado" me dijo. 

miércoles, 15 de junio de 2011

POR QUÉ MAÑANA NO VOY A IR A LAS CORTES A MANIFESTARME

Porque no quiero impedir que los políticos electos por millones de ciudadanos que sí votaron ejerzan su trabajo. Por muy mal que lo hagan. Por chorizos que sean. Los han elegido. La protesta es otra. En la calle, autorizada o no, (la constitución española contempla el derecho de reunión pacífica y sin armas sin autorización previa), cívica, pacífica. Esa protesta ganaría adeptos cada hora, pues lo que pedimos es justo (iba a poner y necesario pero un escalofrío me ha recorrido la espalda). Pero si la cosa deriva en acciones como la de esta noche y hoy en Barcelona, con agresiones a políticos (insisto, aunque algunos se lo merezcan, no es el camino) la gente va dejar de sentirse representada con el movimiento. Hay 5.000 indignados intentando impedir que entren (más tarde que salgan) los políticos al parlamento catalán. Al principio me ha gustado la idea. Que se jodan. Que vean que ya no nos vamos a callar nunca. Pero luego he pensado, mmmmmmm, Pero si resulta que esta gente ha sido elegida por millones de personas. Quiero decir. Si el 15-m no quiere politizarse, en algún momento tendrán que dejar trabajar a los políticos para que hagan los cambios que pide, ¿no?
Protestas masivas y pacíficas primero. Si no funcionan ya se verá, pero necesitamos estar unidos. Y la violencia divide. Ya es TT en Twitter el hastag #joambelparlament de gente indignada con los indignados.

El Twitter es un experimento sociológico permanente.  Es el pulso de la calle. Y la calle, POR CULPA DE CUATRO CAPULLOS empieza a no estar tan  de acuerdo con el 15m. ¿Ir al parlamento a manifestarse? POR SUPUESTO! ¿Impedir la entrada a los diputados? ¿Rociar con pintura a los diputados? ¿Zarandearlos?  IDIOTAS, ESO NOS DEBILITA.

martes, 14 de junio de 2011

UTOPÍA

Vaya. Acabo de llevarme una sorpresa mayúscula. Estaba pensando un artículo para tratar de convencer a la gente que me lea de que vaya a la manifestación del día 19 para apoyar y formar parte del movimiento 15m.
Estaba pensando como enfocarlo. Podía ser realista, lleno de datos objetivos, o emocional y apelar a la poesía y a los sentimientos.  Naturalmente, me he decidido por lo segundo y claro, la palabra utopía me ha llegado a la mente. Pensaba en la belleza intrínseca que tiene luchar por algo inalcanzable simplemente porque es lo correcto. Porque es lo justo. Tiene ese halo romántico que siempre he echado en falta en esta sociedad. Me refiero al romanticismo del siglo XVIII, no a Meg Ryan diciendo chorradas en la tele. Total, que me he dicho, sería conveniente buscar en la página de la www.rae.es el significado de la palabra utopía. Menuda pájara. Es chocante dar con una palabra relativamente común cuyo significado creías que era otro. Es como despertar.  Resulta que no es algo que no se puede realizar. Veamos:

    utopía o utopia.
(Del gr. οὐ, no, y τόπος, lugar: lugar que no existe).

1. f. Plan, proyecto, doctrina o sistema optimista que aparece como irrealizable en el momento de su formulación.

Toma ya. "que aparece como irrealizable". Eso no es irrealizable. Eso es como decir, por los pelos, pero se puede. 

Para empezar me encanta eso de optimista. Estoy de acuerdo. Hay que ser optimista para ser utópico. 

La definición en si es optimista. Y yo soy optimista.  


¡Así que, señoras y señores, que algo sea utópico no quiere decir que sea imposible!  ¡Salgamos a la calle para demostrarlo!

Para demostrar que ya no pueden engañarnos más.

Para demostrar a los agoreros que el 15m no sólo no se ha terminado sino que acaba de empezar. 

Mirad, unas de las muchas trampas del sistema, si, del sistema, sistema, sistema, sistema, no tengáis miedo a usar la palabra. Una de las muchas trampas del sistema es hacernos creer que esto no se puede cambiar.  ¿Que no?  Veamos.

Hay que luchar por el mero hecho de luchar.  Se merecen toda la violencia del mundo, pero no la van a tener, aunque les encantaría.  Porque esto está siendo un ejemplo de pacifismo activo y efectivo. No hace falta dar hostias. Ayer leí algo verdaderamente hermoso en la gran pared de una fábrica abandonada que daba a la autopista por donde circulaba. Alguien, cargado hasta los topes de romanticismo, decidió ir con un bote de 50 kg de pintura blanca (es grande la pintada) y pasar la tarde del domingo escribiendo lo siguiente: "LA CLAVE: AMOR Y CULTURA".  De poco me hostio.


¿Quién será ese tipo? No es una pintada por amor a otra persona, precisamente. Esas no tienen mérito. Cuando estás enamorado puedes pintar una polla gigante en la luna si crees que eso va a conquistar a tu amada. No, no. El tipo este tiene otra clase de amor. Amor a la utopía. Es una especie de Fe. Y por eso es tan peligrosa. Por eso se mata gente en su nombre.

Pero nosotros no vamos a usar armas tradicionales que causen dolor y odio. Estamos usando nuevas armas: vídeos que parecen trailers de hollywood, información propagándose por internet a 10MG por segundo, información para contrastar... bueno, para qué os voy a contar, si ya lo sabéis.

Los políticos también. Copiando la metáfora de un periodista realista, están cambiando las ruedas del coche en marcha. Claro, eso es un poquillo difícil a no ser que seas el increíble Hulk. Y tampoco. 



Por favor, sal a la calle aunque estés cansado, aunque creas firmemente que no se puede cambiar nada. Sal a la calle aunque te sientas estúpido. Te juro por mis ganas de que esto cambie de que no te vas a sentir así. Vas a sentir el poder de las personas. Ese poder existe. Yo lo sentí el día 15.  Lo tienes tu. Lo tiene un niño de cuatro años. Lo tiene un chico en silla de ruedas. Lo tiene una embarazada.  De verdad, que si salimos todos a la calle ese poder puede cambiar las cosas. Mirad Túnez, mirad Egipto. 


Si el consenso de mínimos sale adelante ya nada será igual. 

Vamos.  ¡¡¡Es hora de decidir si protestas como un ciudadano o callas como un súbdito!!!!


Pd. Si lo anteriormente escrito no os ha convencido de nada. El día de la manifestación vamos a hacer una paella gigante en la nave de Jordi en Alboraya. Mientras unos hacen la paella otros se encargarán de hacer una megapancarta , por cierto, necesitamos un lema ingenioso, concreto y directo a la yugular, se admiten sugerencias.  Luego iremos en minimanifestación intentando recoger gente por Benimaclet hasta la plaza del 15 de Mayo (antigua plaza del ayuntamiento) 

¡Estais todos invitados!


VAMOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!

viernes, 10 de junio de 2011

DETENIDA LA CÚPULA DE ANONYMOUS


Ja. Jaja. ¿Pero que cúpula? No hay cúpulas en movimientos horizontales, idiotas. Veo la foto de los policías con la careta del prota de V de Vendetta y os juro por dios que me da la risa (nerviosa). Es que no se enteran de nada. Todo esto les está pasando como una apisonadora por encima de sus anacrónicos pensamientos. Idiotas. Los tontos de remate que habéis detenido han hecho ataques de denegación de servicio desde un servidor español. Norma número 1 cuando haces un ataque de denegación de servicio: hazlo desde un servidor que esté fuera de España, que te rastreen en Kamtachka. Si no sabes eso no eres un hacker. Eres un lammer de mierda que se cree un hacker. Y desde luego no eres la cúpula de nada. Lo sé hasta yo, que lo más hacker que he hecho en mi vida ha sido romper una clave wifi. No os enteráis, dais penica. Hay miles y miles de anounymous en el mundo, como ellos dicen en su lema, son legión.Tienen una premisa: "El gobierno, la corporación o el partido político que actúe con honradez no tiene nada que temer de nosotros".
Señores, a ver si nos enteramos. El pueblo tiene una nueva arma, se llama internet.

"El que sacrifica libertad por seguridad no merece una cosa ni otra"  Benjamin Franklin.

VERDADERO TRABAJO PERIODÍSTICO ACERCA DEL TEMA AQUÍ: http://www.20minutos.es/noticia/1078225/0/claves/hacktivismo/anonymous/




miércoles, 8 de junio de 2011

NADA ES VERDAD O MENTIRA...

...Todo depende del color del cristal con que se mira.  Una de la frases preferidas de mi abuela Josefina. Entonces, de niño, no la captaba al 100%. Me imaginaba borrachos mirando a través de los culos de botellas de colores.
Pero claro, vas viviendo y te das cuenta de que nada es blanco o negro, de que, en realidad, hay un huevo de colores en medio. Por ejemplo: esta semana he estado saneando una antigua balsa de riego para convertirla en piscina. Casi todo el mundo se ríe cuando les digo que estoy haciéndome una piscina en ese agujero. "Como es Javi" deben pensar, "el tío es capaz de ser feliz con cualquier cosa".  Pero entonces pienso cuando esté en mi pequeña piscina (a partir de ahora gran jacuzzi), en mitad de la noche, iluminado por unas cuantas velas y las estrellas, escuchando a Bon Iver o a las ranas de la balsa de al lado y me digo: "¿Cualquier cosa?"
¡Ja! 

domingo, 5 de junio de 2011

HUELE A VERANO

Las espigas de las distintas yerbas que han crecido tras las insistentes lluvias de este año han empezado a dorarse anunciando el verano que llega tímido. Las noches empiezan a oler a primer beso, a asignaturas que recuperar en septiembre, a primeras cogorzas, a juegos entre sexos completamente inocentes pero absolutamente perturbadores. Desde luego, ese tipo de verano murió en algún momento, como las series que ponían. Entonces jamás pensamos que Michael Knight terminaría acabando sus aventuras gordo y en bañador, o que el Equipo A terminaría sin más. Poco nos importaba que la historia siempre fuera la misma, es más, ni siquiera nos dábamos cuenta, porque no había otra cosa. Al fin y al cabo todos los veranos eran iguales también.
Recuerdo mi Casi Primer Beso. Era una chica de unos 14 años, toda ricitos y después de haber jugado al mítico juego playero por antonomasia "yo nunca he" no sé por qué* me quedé a solas con ella entre las dunas. Noche de verano... dunas... ella y yo solos... bajón de azúcar. Toma ya. Resultó ser diabética, la egoísta, y justo cuando iba a darle el primer beso de mi vida, me hizo La Cobra versión complicaciones médicas 5.0,  se me desploma, la cabrona, y al final, en vez de mis labios lo que se llevó a la boca fue un cucurucho de chocolate. Fue una primera, valiosa y nunca aprendida lección acerca de lo complicado, por no decir insondable que puede llegar a ser el ígnoto mundo de la mujer. Quique, ¿Recuerdas su nombre?
Ahora el verano ya no es un rito iniciático, es un periodo de tiempo caluroso con unos días de vacaciones.
¿A que coño ha venido todo esto, ahora que pienso? Ah si, me he dado cuenta mientras esperaba a la grúa (esa es otra historia) de que hay mogollón de novedades en mi jardín. Granadas, voy a tener un huevo, ya están gorditas. Higos, con dos higueras gigantescas voy a tener para dar a y vender. Uva, he contado ya diez racimos en la parra de al lado del gallinero. Los olivos ya empiezan a tener olivas. Tengo un árbol que todavía no sé que es pero tiene frutos y es espinoso.  Ya veremos. Y almendras. También tengo tomates, berenjenas, pepino, calabacín y sandía. Ah y el limonero. Pero volvamos al tema de la mujer y el verano, que es mucho más interesante que un montón de vegetales.
¿Recordáis? Pandillas contra pandillas. Madrileños contra residentes todo el año. La playa por la mañana y la piscina de la urbanización por la tarde. Todas las noches salir a la disco. Todas. No éramos mayores de edad y ya íbamos a la disco y fumábamos los primeros pitis. ¿Y que? Nosotros, los del 77, procedemos de una época en la que nos podíamos subir 17 en un Seat 137, en la que se fumaba en la sala de espera de urgencias, en la que se el kioskero te pegaba una colleja si hacía falta. Por supuesto, no existía la palabra Light. O no era muy visible. Tabaco light, puede. Coca Cola Light, también. Pero jamás disco light, ¿Que coño es eso? Si bien es cierto que viví los primeros compases de la disco light, pronto quedó claro que ir a una discoteca y no poder beberte un Vodka con limón, muerto de asco, aparentando que te gustaba, no era lo mismo. Así pues, también pertenezco a la generación de bebida y tabaco fácil.
Mi primer beso fue en Campanillos, un disco pub mítico de la playa, con terraza y billar que era el centro del mundo en esas noches de aprendizaje. Era la jodida universidad. En el verano de 1991, una noche cálida de julio, mientras sonaba Loosing my religion, dí y recibí mi primer beso. ¿Sabéis cuando estáis nerviosos aún sabiendo que no pasa nada, que todo va a ir bien? Como cuando te registra la poli y, milagro, no llevas porros encima. Te pones nervioso igual. Pues ese beso estaba cantado. Había escuchado a Ana (de ella si recuerdo su nombre) decirle a una amiga suya que yo le gustaba. (Jajajaja, como molan esas mierdas, a eso me refiero con el Verano) así que sabía que no me iba a hacer la cobra. Pero nunca estás 100% seguro... ¿Y si..? Bueno,  ese  ¿Y si...? cobarde e inseguro me acompañaría muchas veces el resto de mi vida.
La verdad es que no recuerdo mucho el beso en sí. Recuerdo que era una noche de julio y que todo era increíble (casi todo, todavía tenía que aprobar 6 para pasar de curso). Los hits del verano eran, además del que sonaba cuando besaba a aquella pecosa rubia, "Así me gusta a mí" de Chimo Bayo, Self steem de Offspring y "Chiquilla" de Seguridad Social.
Recuerdo que volví a casa de mi primo revolucionado, excitado, exultante. Era como un explorador delante del mapa del tesoro. Todavía no lo había alcanzado y había que recorrer mucho camino con multitud de peligro (entonces no sabía cuaaaaaaaanto peligro). Pero quería seguir explorando. Vaya si quería.
En fin, ahora ya no se ven las espigas del verano, es de noche en el chalet que habito y los alrededores se rinden ya a los ruidos nocturnos. Pronto recorrerán las ratas los senderos del cielo. Curiosos bichos, los murciélagos. También volaban en el frontón del pueblo de mi padre, a donde íbamos en agosto y dónde las dunas de la playa se sustituían por el pajero, habitaciones llenas de sacos llenos de paja donde la gente de las peñas bebía, charlaba, escuchaba el último éxito heavy metal y bueno, hacía otras cosas. Pero esa es otra historia  y ya he escrito demasiado.
Gracias por llegar hasta aquí.



*(No sé por qué pero lo intuyo. Se trataría de una sutil maniobra maquiavélica como una frase en plan "Chicos, ¿No habéis dicho antes que os queríais bañar por la noche?" "No no, a mi no me apetece".)

jueves, 2 de junio de 2011

HOY ES UNO DE ESOS DÍAS.

Si, lo tengo. Tengo uno de esos días en los que la eterna música suena más presente que nunca. Estoy triste. No me preocupa mucho, la verdad, porque a mi la tristeza me dura lo que un virus de estómago, 24, 48 horas a lo sumo. Me refiero a la tristeza inconcreta que a veces me asalta como si fuera un ladrón y yo un niño con la paga del domingo. Ya voy acumulando puntos de experiencia en la vida, pongamos que soy un pícaro de nivel 3, y aún así sigo sin saber como enfrentarme al ladrón de marras.  Hoy la música está llena de momentos muertos y el vuelo errático de algunos insectos sin nombre. Busco algo que hacer para detener al ladrón. Escribo esto, pero se me escapa. Puedo analizar. Analizarme. Notar, por ejemplo, que no ha cambiado nada desde ayer y ayer estaba contento. ¿Entonces? ¿Por qué hoy algunos miedos han resurgido como horribles flores muertas.?
Es este tipo de tristeza la más jodida. La que viene sin motivo aparente, por eso me gusta llamarla inconcreta (con el permiso de Escohotado) desdicha. Contra la otra, la hija de la gran puta que aparece con motivo de alguna desgracia, se puede luchar porque el enemigo es claro. Se puede perder, pero se puede luchar. La otra, la tristeza que me viene a mi de vez en cuando es peor, porque no viene a cuento. O por lo menos el cuento es tan viejo que ni el propio autor se acuerda de él.  Supongo que tiene que ver con el hecho de vivir y de llegar a ser quienes somos. Creo que muchos de nosotros tenemos una musiquita recordándonos constantemente que lo podemos hacer mucho mejor. De que saboteamos nuestra propia vida sin darnos cuenta... de que sí nos damos cuenta.  Y he aquí uno de los más misteriosos, ilusorios y eficaces mecanismos de la mente humana: el autoengaño.
Hay que luchar por llegar a ser uno mismo, esto es, encontrar algo que te guste hacer, pensar libremente y hacer oídos sordos acerca del que dirán. Y hay que aprender a morir, es decir, saber  que esto que es estás haciendo en este momento es exactamente lo que quieres hacer...

 Apagar la maldita música que no cesa antes de que cerremos los ojos para siempre, eso es lo que hay que hacer.