martes, 2 de agosto de 2011

¿PERO QUE DEMONIOS?

El Tea Party, ese movimiento paleoconservador, fascista, creacionista, machista, ultrarreligioso, redneck y millonario está rigiendo el destino del mundo. De momento, sus representantes, en un congreso que dominan por mayoría, han bajado los pantalones a Obama y le han metido una tonelada de mazorcas de esas que cultivan sus votantes de Wíchita y/o Iowa, por su seguramente sonrosadito ojete.  


Leo esto en el país y siento muchas cosas. Todas malas.


"En una de las negociaciones de este largo fin de semana, cuando el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, llamó a negociar a los miembros del Tea Party de Carolina del Sur, estos le contestaron que era mejor orar que hablar y, efectivamente, se retiraron a una sesión de rezo colectivo".


M
A
D
R
E


M
Í
A.

No hay comentarios: