miércoles, 12 de octubre de 2011

Detector Beta.

Jaime se deshizo de las espinillas enterrándolas en montañas de dinero. Con sólo 14 años había inventado la aplicación para iPhone que reconocía las constelaciones del cielo si apuntabas con el objetivo de la cámara. Había sido muy sencillo conectar el GPS con la base de datos fotográficos de la Agencia Espacial Europea.
Millones de personas la habían descargado por tan sólo dos euros con noventa y nueve céntimos.
Pero esta vez era diferente.Análisis de voz: Inflexión, timbre, espacios en silencio, titubeos, repeticiones, frases aprendidas. Llamó a su novia.  Tuvo una conversación banal y aburrida, como tantas otras veces. Sólo al final, Sonia notó algo raro en la voz de Jaime.
-¿Me quieres?-había dicho éste mientras encendía la aplicación.
-¿Que pregunta es esa?
-Pues una bien sencilla, Sonia, ¿Me quieres?
-Que raro estás, Jaime. Claro que te quiero.

Al instante una luz roja intermitente se encendió en la pantalla táctil del aparato. La despedía la palabra que Jaime ya esperaba ver: MIENTE. Jaime no pudo sino sonreír mientras miraba la pantalla parpadeante.

"No"-pensaba- "esta aplicación no se vende" "Sólo yo debo tener esto". "ademas, ¿Que sería de la  humanidad sin la mentira?"

La voz de Sonia dejo de oírse en el momento que Jaime colgó y desplegó el menú telefónico.  ¿Por quién empezaba?

Marcó un número mientras ponía en marcha el detector de mentiras por análisis de voz para iPhone.

Una voz mayor y femenina respondió llena de alegría.

-¡Hijo mío!

2 comentarios:

Un Rayo de Sol... dijo...

INCREIBLE, tan corto, tan intenso, me pasaría leyéndote horas...a ver si escribes más, que por aquí hay quien te lee diariamente y el ritmo ha bajado.. ánimo, escribe, que eres la persona que conozco que mejor lo hace.

Arish dijo...

Oh...pues con ganas de más que me quedo... really good! yo quiero uno de esoooosss pero ya!! jeje.. un saludo javi y un achuchón a baco.